jueves, 25 de marzo de 2010

Vivo en un país donde se asesinan toros pero no se pueden ver pelis online

A estas alturas resulta imposible negar que el Facebook es un medio con una gran capacidad de crear fenómenos sociales (véase el fenómeno "señoras que") y de movilización (aunque luego esas movilizaciones no sirvan para nada en absoluto).

El caso es que uno de los grupos más seguido en los últimos días es Vivo en un país donde se asesinan toros pero no se pueden ver pelis online. ¡Y qué gran verdad!

«Los toros son un bien cultural a proteger», dice la señora Esperanza Aguirre; mientras que el Rey define la fiesta de los toros como 'un mundo cultural y artístico fecundo' (El Mundo.es 25/03/2010). Paralelamente al debate sobre la declaración de las corridas de toros como Bien de Interés Cultural, se aprueba la ley para el cierre de las webs de descarga y visión online de películas y series. Paradójico cuanto menos.

Es decir, hacer sufrir y matar animales es una parte importantísima de la cultura, mientras que para ver una película una sola vez tengo que gastarme como mínimo 7€. Y ya si la quiero comprar, de 20€ hacia arriba. Y es más, hay películas, series o discos que ni siquiera llegan nunca a España. No estoy a favor del robo indiscriminado de los derechos de autor, pero evidentemente son inadmisibles los precios que tienen las películas y los discos. Deberían buscar la solución por ese camino y no por el de la censura, que lo único que consigue es crear cada vez personas menos interesadas en la verdadera cultura. Y hablando de precios y negocio. El viernes pasado fue la fiesta de lanzamiento del DVD de Luna Nueva. La productora ‘Aurum’ hizo lo que quiso con los fans de la saga y sólo lanzó las ediciones más caras (79€ costaba la cajita). Evidentemente no me la compré ese día, ni tampoco ayer cuando salió la edición libro que es la que colecciono. Ya la tengo en versión dual, y me llevé los regalos que daban por comprarla (o por no comprarla en mi caso) el día de la fiesta. Cuando la rebajen a 6€ la compraré….

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada