miércoles, 7 de julio de 2010

No lo entiendo...

Estoy triste.
Le conozco muy bien y se que puede dar la impresión de ser raro, pero no es así, simplemente es exigente, le gusta ser selectivo. Últimamente estaba un poco enfadado porque se sentía solo y ayer definitivamente decidió marcharse. Espero que su ausencia sea transitoria y regrese pronto.


¿Qué por qué se enfadó? Muy sencillo.


Ayer apareció en los medios de comunicación un
video de unos soldados israelíes bailando. Estos "señores" estaban en la ciudad palestina de Hebrón, un territorio ocupado y en manos del ejército.

Resulta que vi gente a la que este video le hizo muchísima gracia, y por eso es por lo que él decidió irse. Pensó que estaba haciendo muy mal su trabajo y me dejó para que pudiera encontrar a otro que fuera más acorde con el resto.

Por favor, si alguien encuentra mi
sentido del humor, que le diga que vuelva, que me encanta como funciona.

De verdad, no entiendo el sentido del humor de la gente. ¿Cómo puede hacer gracia algo así? ¿Acaso creen que a los palestinos que hubiera alrededor muriendose de hambre, les habrá hecho gracia el bailecito de estos personajes?

Juro que me da asco pensar que algo así puede provocar la risa de alguien.

lunes, 5 de julio de 2010

Te quiero. Todo lo que haces es perfecto.


Estos últimos días una pregunta me ronda la cabeza: ¿Querer a alguien significa dar por hecho que todo lo que hace está bien, aunque no sea así?

Ya sé que hay muchos tipos de “querer”, pero no quiero entrar en la polémica sobre el significado del concepto. Tomémoslo como concepto estándar, como cuando aceptamos pulpo como animal de compañía. Es decir, lo entendemos como querer en general: a la familia, la pareja, los amigos, el perro, el gato, el ídolo o lo que se os ocurra.

Si cualquiera de estas figuras a las que quiero hace algo que no me gusta, ¿tengo que decirle que me parece muy bien lo que ha hecho? Si no lo hago, y por el contrario expreso mi verdadera opinión, muchos pensarán que realmente no le quiero, que si le quisiera, le apoyaría.

¿Y eso no es más bien “hipocresía”? Y si quien lo hace es alguien que no me importa en absoluto, ¿puedo entonces decir que no me ha gustado la acción?

Para mí, la verdadera forma de “querer” o “apoyar" a alguien es buscar lo mejor para esa persona. Y si se equivoca (bajo mi punto de vista) ¿por qué no voy a decírselo?

Seguro que a mucha gente le ha pasado algo parecido a lo siguiente: Te vas de compras con tus amigas y te pruebas un vestido con el que pareces una mortadela, de lo embutido que te queda. Ellas, para no disgustarte te dicen que te queda perfecto, que estás guapísima. Tú, que confías en ellas, lo compras y te lo pones esa misma noche y eres feliz hasta que ves que la gente te mira, murmura y se ríe. O hasta que alguien te dice lo mal que te sienta.

¿Y no es mejor que te lo diga la persona que supuestamente te “quiere”, que después pegarte el batacazo delante de otros a los que no les importas en absoluto?

Yo creo que sí y para los que me leéis, que creo que casi todos formáis parte de ese pequeño círculo, os pido que cuando haga algo que no os parezca bien, me lo digáis. Prefiero enfurruñarme durante diez minutos y luego daros las gracias, que hacer el ridículo durante toda la vida.