miércoles, 24 de agosto de 2011

Caperucita en Manhattan - Carmen Martín Gaite


Sara Allen vive en Brooklyn, uno de los condados que forman Nueva York, aunque su mayor deseo es poder vivir en Manhattan como su abuela. Su otro deseo es conquistar la libertad, y escapar de la sobreprotección de su madre, una mujer obsesionada con la repostería y en especial con su receta de la tarta de fresa, que guarda como oro en paño.
Cada fin de semana, madre e hija recorren en tren el trayecto que separa Brooklyn de Morningside, para hacer limpieza en casa de la abuela y de paso llevarle una tarta de fresa. Sara, observa con fascinación cada detalle de ese viaje semanal, aunque su madre intenta por todos los medios desviar su atención.
Sin embargo esto no es suficiente para Sara. Ella quiere explorar Manhattan, pasear por Central Park, ver la Estatua de la Libertad de cerca… Así que como conoce Manhattan como la palma de su mano gracias a un mapa que le regaló una vez un amigo de su abuela, aprovecha que sus padres han tenido que irse, y sale a cumplir su sueño.
Por el camino se encontrará con Miss Lunatic, una vieja mendiga que esconde algo increíble en su interior, y con Mister Woolf, el pastelero más famoso de Manhattan. Uno y otro le enseñarán qué es realmente la libertad.
El final del libro es abierto, recordando al final de Alicia en el País de las Maravillas.


Carmen Martín Gaite pertenece a la llamada Generación de los 50 o de los niños de la guerra. Este es el segundo libro que leo de esta autora y creo que ambos pueden describirse fácilmente con solo cuatro palabras: cuentos para niños grandes.
En Caperucita en Manhattan, Martín Gaite actualiza el cuento clásico, llevándolo además a una gran ciudad como es Nueva York. En él, nos muestra el paso de la niñez a la vida adulta y la lucha por conseguir la ansiada libertad. También puede apreciarse cierta dicotomía entre realidad y ficción.
Su otra novela que he leído es La reina de las nieves y me gustó todavía más. De hecho, estoy pendiente de releerla, ya que la primera vez lo hice como trabajo para clase de Literatura y no pude disfrutarlo todo lo que me hubiese gustado. Así que ya os pondré la reseña.
En cuanto a Caperucita, es un libro fácil de leer, con una narración muy dulce (no sé si esta es la palabra más adecuada pero realmente es lo que me ha hecho sentir) y con unas divertidas ilustraciones elaboradas por la propia autora al final de cada capítulo.
Los capítulos son bastante cortos y sus títulos explican brevemente qué es lo que nos vamos a encontrar en cada uno de ellos.
Os la recomiendo. Bueno, de hecho os recomiendo a las dos: a la novela y a su autora.


Citas favoritas
“Vivir es saber estar solo para aprender a estar en compañía, y vivir es explicarse y llorar… y vivir es reírse…”
“Las cosas y las personas que sólo se han visto con los ojos de la imaginación pueden seguir viviendo y siendo iguales, aunque desaparezcan en la realidad. Cuando se han visto y luego se dejan de ver, el cambio es mayor”
“A quien dices tu secreto, das tu libertad”
“Las gentes que tienen miedo a lo maravilloso deben verse continuamente en callejones sin salida. Nada podrá descubrir quien pretenda negar lo inexplicable. La realidad es un pozo de enigmas”




3 comentarios:

  1. No conocía el libro pero tiene muy buena pinta y me ha gustado mucho el detalle de las ilustraciones, así que tomo nota de él
    un beso!

    ResponderEliminar
  2. Leí esta novela cuando estaba en 3º de eso, con 14 años, y tengo muy buen recuerdo de la historia (a pesar de que tuve que examinarme de su contenido y de los quince años que han pasado desde entonces). Es un libro corto, así que quizás busque pronto un hueco para la relectura.

    ¡Gracias por recordarme esta obra de Martín Gaite!

    ResponderEliminar
  3. muy buenos comentarios. voy a leerlos

    ResponderEliminar