jueves, 4 de agosto de 2011

Cosas curiosas de una tarde en Madrid

Siguiendo con la tarde de ayer, en Madrid, en pleno verano, también se pueden ver cosas curiosas. Al salir de la tienda, ya cuando íbamos camino a casa, nos encontramos con esta graciosa estampa:


Dos perros se cuidan mutuamente y se aseguran de que su compañero permanezca donde debe estar mientras su dueño hace la compra.

Después, seguimos andando y un simpático cachorrito de sólo un mes se enamoró del lazo de mis manoletinas y comenzó a seguirnos. Tuve que pararme para no llevármele hasta casa y allí que se puso a mordisquear el lazo. ¡Era taaaan precioso!

Y como no habíamos quedado saciados de cosas extrañas, decidimos acercarnos a la Castellana, a una tienda en la que desde hace un tiempo llevo viendo un “señor disecado” sentado en un sillón del escaparate. Según nos íbamos acercando, yo iba temiendo por mi salud mental y tenía miedo de acabar el día ingresada en un centro psiquiátrico. Pablo ya había pasado por allí un día antes y no había visto ni rastro del señor. ¿Y si sólo lo veía yo?

Sin embargo, como veis sigo libre. ¡Allí estaba el señor! Aparcamos el coche y nos bajamos. Necesitaba verlo de cerca.


¡Qué miedo da! Está muy bien hecho y os juro que si os quedáis mirándole un rato parece que respira.

Además, junto a él hay un grifo que no para de echar agua pero que no tiene tubería. 


Por si os lo estáis preguntando, es una tienda de lámparas que hay pasado el Museo de Ciencias, antes de llegar a Nuevos Ministerios.

Y nada más. Llegué a casa sana y salva. Eso sí, aunque por la mañana medio edificio regañó al cartero por no tener cuidado al repartir, por la noche había una carta en el portal que, de nuevo, no era ni de mi calle. Hay cosas que jamás cambiarán.

Os leo abajo :)

4 comentarios:

  1. Que miedo el hombre-muñeco del escaparate O_O y que inquietante el grifo :S

    Aisss me encantan los perritos perseguidores, me los llevaría a todos a mi casa *_*

    Y muy cuquis los perritos atados juntos, aunque estoy rotundamente en contra de dejar a los perros en las puertas de los sitios.

    ResponderEliminar
  2. Etiquetas: señor disecado xDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

    Hubo un momento en el que creí que sólo lo ibas a ver tú e iba a ser una situación muy graciosa xD

    Los fufys... adorables, sobre todo el pekeñín ^^

    ResponderEliminar
  3. Ay los perretes! Se podían haber puesto de acuerdo los dos para fugarse. Parece la típica película en la que dos presos van unidos por las esposas xD.

    El señor, que grimica que da. Y dios, que risa, menos mal que lo ha puesto Pablo, no me había fijado en las etiquetas jajajaja. Que a todo esto, el señor me recuerda un poco al Padre Faustino que tenían en Getafe! xDDDD

    ResponderEliminar
  4. @Edu pues vete tú a saber si no es el fundador de la tienda que le tienen ahí como al Papá Faustino xD

    ResponderEliminar