miércoles, 28 de septiembre de 2011

Las ranas también se enamoran - Megan Maxwell

Anoche terminé Las ranas también se enamoran. Me leí de un tirón las últimas 90 páginas porque, aunque imaginaba lo que pasaría, quería confirmarlo o, si no, no podría dormir.

Marta es una madre soltera un poco peculiar. Independiente, joven, cabezota, divertida, motera y que trabaja en un taller de moda flamenca.
Philip es un joven empresario inglés. Serio, sexy, sobrio, estirado, rico y famoso.
Polos opuestos, ¿verdad? Pues nada más conocerse, se crea una tensión entre ellos que, más tarde, se convertirá en tensión sexual y… ¿después?
Lo que está claro es que los dos están completamente seguros de que no quieren ningún tipo de compromiso. ¿De verdad?
Las ranas también se enamoran es un libro perfecto para estos tiempos que corren en los que estamos todos estresados y cabizbajos, pensando en la crisis y en todos los problemas que nos rodean. Es una novela para relajarse, evadirse del mundo real y pasar un buen rato en compañía de sus variopintos personajes.
Además, el final es muy emotivo y te hace casi casi soltar alguna lagrimilla.
Sin duda, mi personaje preferido es Adrián, el amigo gay de Marta. Siempre tiene una respuesta perfecta para cualquier situación y cada vez que abre la boca, consigue, como mínimo, que se nos dibuje una sonrisa. En varias ocasiones ha hecho que soltara alguna carcajada. Me encanta cómo termina todo para él :)
Al escuchar aquello Adrián puso los ojos en blanco y sin dales tiempo a reaccionar cayó redondo y de cara contra la arena de la playa.
– ¿En serio? –gritó Adrián–. Ay virgencita del dobladillo al revés… eso me gusta más. ¡Ese tipo es divino! No te lo pienses nena y ataca.


La otra amiga de Marta es Patricia. Una locatis con miedo al compromiso y a la que le encantan los hombres.
– ¿Cuál es el juego de la rana?
Con una picaruela sonrisa en los labios contestó Patricia:
– Como el de la oca. Pero esta vez se dice: de rana en rana y busco otro porque me da la gana.
– Ah… pensé que era de rana en rana y me tiro a otro porque me da la gana.

Vanesa, la hija de Marta, es una adolescente excesivamente problemática, maleducada, inconsciente… vamos, que si me sale una hija así, la empaqueto y la envío a Siberia para que la críen unos esquimales y me la devuelvan cuando haya cumplido los 40.
Y sí, no me olvido de LA RANA. Philip, ese inglés desnatao. Ahora todas me insultaréis, pondréis el grito en el cielo y querréis encerrarme en un centro para desequilibrados mentales (excepto Noelia Amarillo, que seguro que le encanta lo que voy a decir porque así una menos con la que pelearse jaja). El caso es que no ha llegado a enamorarme. No es para nada mi tipo ni físicamente ni su personalidad. He de reconocer que al final me hizo soltar un “Ooooooh” pero ya. Nada más. Así que hala, todo para vosotras jajaja.
Me ha gustado mucho la diferente forma de hablar de cada personaje. Darles una personalidad tan bien definida simplemente a través de cómo se expresan es algo que me parece complicadísimo.
Y del diseño del libro, creo que no hace falta decir que es precioso. Empezando por el tamaño del libro, el color rojo chillón y la rana de la portada, y las diferentes ranitas que aparecen al principio de cada capítulo. ¡Muy original!
Y no me enrollo más que esto parece la reseña sin fin. En resumen, si queréis pasar un buen rato, reíros y puede que enamoraros, os lo recomiendo.



5 comentarios:

  1. Ranitas!!! :D Virgencita del dobladillo del revés xDDDDDDDD

    El problema es que a los 40 seguro que sólo sabrá hablar Knuk y no la entenderemos :(

    ResponderEliminar
  2. Yo lo terminé hace días y la verdad es que me gustó (y también me reí, jejeje), a ver si me pongo con la reseña, aunque básicamente coincido en casi todo contigo, excepto en lo de Philip... ¿De verdad que no te gustó ni un poquito? jejeje... bueno, bueno, lo que sí es cierto y coincido plenamente contigo es que Noelia Amarillo se va a poner super contenta al escuchar eso, jejeje... Un besazo y muy buena reseña.

    ResponderEliminar
  3. Qué buena! ajajaja A Siberia, yo la mando con los Mayas xDvaya tela de niña... Y sí, el Philip es rarito, pero tiene su encanto. A mí este libro me ha encantado, no esperaba algo así pero siendo Versátil... normalmente nunca me defrauda así que pa'lante! La verdad es que cada personaje está perfectamente ideado y como tú dices, notas que son totalmente diferentes a través del diálogo... Que menudos diálogos! Para marcarlos todos! Megan va por la segunda edición de este libro y vamos, fijísimo que llega a la décima en nada, es estupendo.

    ResponderEliminar
  4. Pues otra lectura en mis pendientes. El sabado fui a cogerle al carrefur pq en version electronica para comprar no le encuentro y en el carrefur nada de nada.

    Ahora estoy con el de Cristina Caviedes me esta encantando ! despues habra reseña en mi blog no faltes!!

    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Ohhhhhhhhh *_* Este libro tiene una pinta genial, y sin duda también está en mi wish list.

    Un abrazo ^^

    ResponderEliminar