miércoles, 19 de octubre de 2011

Luna de otoño - Julia Zapata Rodrigo

La vida de Sofía empezó torcida. Cuando era solo una niña tuvo que pasar por una situación espeluznante y traumática. A pesar de guardar dentro ese terrible secreto, y de más tarde tener que pasar una temporada en el hospital en un estado muy grave, Sofía se convierte en una muchacha cariñosa con su familia, leal con sus amigas y responsable con sus estudios. Tiene una vida como la de cualquier otra persona y su mayor sueño es poder dedicarse profesionalmente al dibujo.
Sin embargo, todo esto se diluye cuando, la noche de su dieciséis cumpleaños, conoce a Diego, un chico mayor que ella y del que se enamora perdidamente. A partir de entonces dejará de ver a sus amigas, se distanciará de su familia y olvidará luchar por su sueño.
Más tarde, la vida de Sofía se irá complicando cada vez más, negándole la felicidad una y otra vez. Hasta que al final decide, por fin, tomar las riendas y seguir el camino que le indica su corazón. ¿Conseguirá alcanzar la ansiada felicidad?
Me ha gustado mucho la forma en la que está narrada la novela. Tiene un ritmo rápido, que no se detiene en descripciones innecesarias, pero tampoco escatima en detalles cuando estos son útiles para conocer mejor dónde y cómo se está desarrollando cada escena. Los capítulos son cortos y el hecho de pasarte todo el libro sufriendo con Sofía, hace que te enganches y quieras llegar al final lo antes posible para saber qué sucede con ella.
El final no llega a ser completamente cerrado, y nos permite imaginar cómo continuará la vida de Sofía una vez que la dejamos en el inicio del camino.
La protagonista es una mujer que, debido a los diferentes golpes que ha ido recibiendo de la vida desde bien pequeña, se convierte en una mujer débil, sumisa y enfermiza.
La historia que nos cuenta Julia Zapata en Luna de otoño es una historia dura, muy dura, pero lo más duro de todo es darte cuenta de que cosas así suceden en la realidad, que no es ninguna invención. Y aquí es donde quería yo llegar.
Leer esta novela me ha hecho reflexionar mucho sobre varios temas.
El primero de ellos es el maltrato. Y con maltrato no me refiero sólo a “un hombre que pega a su mujer”. Existen muchos tipos de maltrato físico y psicológico, y aunque no resulta mediático, también los hombres lo reciben por parte de las mujeres, las mujeres por parte de otras mujeres y los hombres por parte de otros hombres, sin necesidad de que estos sean pareja. Simplemente pueden ser amigos, vecinos, compañeros de trabajo, compañeros de colegio… Es algo muy serio, y creo que todos deberíamos ser conscientes que a la mínima señal hay que poner remedio para que no pueda ir más allá.
También me ha hecho pensar en las relaciones de pareja y en la ceguera que produce en ciertas ocasiones el amor. Sofía, con sólo dieciséis años ya sabe lo que es pensar “algo de mi pareja no me gusta, pero supongo que ya cambiará”. ¿Quién no ha pensado esto alguna vez? Personalmente, ya soy consciente de que esas cositas, por mucho que nos empeñemos en pensar lo contrario, no cambiarán jamás. Obviamente, cuando convives con alguien durante mucho tiempo, siempre va a haber alguna cosa que no termine de gustarte, nadie es perfecto. Y cuando esas cosas son pequeñas manías o asuntillos sin importancia que no suponen un impedimento para la vida en común, creo que está bien aceptarlos, porque seguramente la otra persona esté aceptando también nuestros pequeños defectos. El problema, y aquí vuelvo al párrafo anterior, es cuando esas cosas son cosas serias que nos hacen daño y aun así seguimos allí, enamorados y pensando que un día todo será un cuento de hadas.
Eso es lo que le ocurre a Sofía y por eso, en algunas partes del libro, aunque sentía lástima por ella, me daban ganas de ponerme a gritarle, a decirle a gritos que dejara de hacer tonterías y escapase de esa vida.
Al principio del libro me sentí identificada con las amigas de Sofía, ya que yo debía tener más o menos esa edad cuando una de mis mejores amigas conoció a un chico en una discoteca, se fue con él, al día siguiente ya estaba comiendo en casa de sus padres y unas semanas después nos abandonó. La última vez que hablé con ella, hará un par de años, me contó que él la engañaba con otras y la insultaba cuando estaba con sus amigos. Ese día traté de hacerla ver que no podía permitir que la tratase de esa forma y nunca más volvió a hablar conmigo.  La última noticia que tengo es que siguen juntos.
En resumen, y no me enrollo más porque si siguiera llenaría páginas y más páginas, Luna de otoño es un libro que merece la pena leer. Hace pensar y su lectura resulta muy amena.
Muchas gracias a Julia por darme la oportunidad de disfrutar de él y por todo su cariño :)
Os dejo los enlaces a sus blogs para que podáis conocer el resto de sus libros:



8 comentarios:

  1. Fantástica reseña, Inés, a mi me transmitió lo mismo al leerlo. Besos

    ResponderEliminar
  2. No conocia mucho de este libro solo he visto tu reseña y otra y ambas son buenas. Me apunto el libro.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que no me llamaba mucho la atención, pero tras ver tu reseña me llama muchísimo :) Espero poder leerlo :D

    Un saludito desde Mundo Paralelo
    LauNeluc

    ResponderEliminar
  4. ¿No te han dado ganas a ratos de zarandear a Sofía y liarte a tortas con Diego?
    Genial reseña y geniales reflexiones.
    Por cierto, su autora, Julia, es un encanto de persona.
    Un besazo.
    Àngels.

    ResponderEliminar
  5. Me gusta me gustaria leerlo :D

    Un besooooooooote estrellado =)

    ResponderEliminar
  6. Por las extrañas maldiciones que a veces hace blogger, Julia Zapata no puede comentar pero me ha pedido que os transmita unas palabras de su parte, así que ahí van:

    Me gustaría que les dijeras a las que han comentado que muchas gracias por sus palabras, y deciros que de verdad es para coger a Sofía y darle dos buenas tortas y al payaso de Diego haberlo encerrado, pero la vida no siempre es como debería ser, y el amor a veces te vuelve idiota, y otras veces te abduce totalmente sin dejarte ser como realmente eres, y eso es lo que le pasó a la protagonista.

    ResponderEliminar
  7. Maravillosa reseña y el libro muy apetecible. Besos

    ResponderEliminar