miércoles, 5 de octubre de 2011

Orgullo y Prejuicio - Jane Austen

Muchos sabéis el tiempo que llevaba con el libro encima de la mesilla leyendo este libro y confieso que finalmente me ha vencido. Ha sido más fuerte que yo y me ha obligado a hacer algo que odio hacer: dejarlo sin terminar.
Sólo he dejado sin terminar tres libros en toda mi vida.
El primero fue uno que me mandaron leer en el colegio para la asignatura de religión. En el momento en el que mencionó por primera vez que morirse era un regalo (además de lo obvio, justo acababa de morir una persona muy importante para una amiga) dejé el libro en no sé dónde y no lo volví a ver jamás.
El segundo fue La brújula dorada. Supuso una decepción enorme porque llevaba muchísimo tiempo queriéndolo leer. Sin embargo cuando empezó a contar esas cosas tan extrañas lo abandoné porque no me enteraba de nada.
Y el tercero este, Orgullo y Prejuicio.
La historia me estaba gustando pero es tan sumamente lenta que había empezado a temer cumplir cuarenta años y que todavía no hubiese pasado nada. Así que opte por la versión reducida: la película. Y yo tenía razón, no hacían falta tantas páginas para contar una historia tan sencilla y previsible. Que no estoy diciendo que sea mala, pero sí que le sobran la mitad de las páginas, que vienen a ser básicamente paja.
La novela cuenta la historia de la familia Bennet y más concretamente de sus cinco hijas. La madre está obsesionada con que sus hijas encuentren marido, ya que al morir su padre perderán todas sus posesiones, que sólo heredan los varones.
Aunque en un primer momento podemos pensar que la protagonista es Jane, la mayor de las hermanas. Enseguida nos damos cuenta de que en realidad es Elizabeth, la segunda hija. Ella mantendrá una relación de amor-odio con el Señor Darcy condicionada por el orgullo de él y los prejuicios de ella. ¿Serán capaces de superarlos?
Como ya he dicho, la historia sucede de forma extremadamente lenta. Celebran un baile, van a ver a los oficiales a casa de su tía, celebran un baile, bailan, celebran un baile, la madre mete la pata una y otra vez, vuelven a bailar…
Sinceramente os recomiendo la película porque la historia en sí es bonita y es una forma de conocer cómo funcionaban las cosas antes. El libro… sólo si tenéis muchísimo tiempo libre y muchísima paciencia. Quizá lo retome... algún día.

4 comentarios:

  1. Juu, yo me lo iba a empezar esta semana cuando me termine 'El libro de los hechizos'. Pero pensé que seria una lectura demasiado pesada para el tren :S Y con lo que dices ya me lo has dejado mas claro, así que tendré que esperar para leérmelo :( Yo la película la vi hace ya bastante (por primera vez) y me gusto mucho por eso me quería leer el libro porque pensé que me gustaría más xD Cuando me lo lea ya te diré que me parece.

    ResponderEliminar
  2. Yo me lo leí después de ver la peli por que me gusto mucho. Pero el libro se me hizo un poco pesado y no me gusta tanto como la película.
    Un besos

    ResponderEliminar
  3. No lo he leído, sigo sin descubrir a esta escritora.
    Vaya lástima que no hayas podido terminarlo. A mi tampoco me gusta dejarlos así, pero a veces no queda más remedio.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. yo creo que vale la pena.. si yo tambien lo dejaba a ratos por ahi por lento xD pero pues despues cojia animo y seguia leyendo.. al final no lo pude soltar y no me decepciono ;)

    ResponderEliminar