domingo, 4 de diciembre de 2011

Día Internacional de las Personas con Discapacidad

Ayer fue el Día Internacional de las Personas con Discapacidad. No me las voy a dar de lista porque no lo sabía, me enteré gracias al blog Suspirando Estrellas. Como ayer cuándo lo leí ya había actualizado, voy a aprovechar para hacer hoy una entrada que al final nunca hice y me quedó pendiente.
No sé si recordáis que hace un tiempo (vamos, cuando salió) fui al preestreno de La piel que habito. Bien, pues la invitación fue cortesía de la Fundación Orange, y era una proyección accesible. ¿Qué quiere decir esto? Pues que estaba preparada para que cualquier persona pudiera disfrutar de la película sin ningún tipo de limitación. La sala se llenó enseguida de sillas de ruedas y de perros guía, pero sobre todo de personas cargadas de ilusión. La sala contaba con varios espacios habilitados para colocar sillas de ruedas y la película contaba con una pantalla inferior en la que aparecían los subtítulos, para aquellos que no podían oír. Y para los que no podían ver las imágenes, había disponibles unos auriculares en los que se iba describiendo perfectamente qué estaba pasando en cada una de las escenas. Maravillosa iniciativa.
Sin embargo, aunque este tipo de iniciativas suponen un gran avance, creo que aún no se está haciendo suficiente por mejor la calidad de vida de estas personas. No se trata si quiera de darles privilegios, si no simplemente de darles las mismas posibilidades que al resto, para poder disfrutar de todos los aspectos de la vida.
Es un ejemplo tonto, pero creo que empecé a ser más consciente de esto el día de la presentación de El jardín de atrás. Tuve que ir hasta el local con un carrito en el que llevaba los libros y el portátil, y me resultó realmente complicado debido a la anchura de las aceras, a los árboles mal colocados y a los altos bordillos. No hacía más que pensar en cómo se las apañará una persona que tiene que moverse en una silla de ruedas.
Para mí, estas personas son un ejemplo enorme para cualquiera. Ya os dije que quedé impresionada con la historia de Bethany Hamilton y lo cierto es que hay muchas personas en su misma situación y que además, generalmente, tienen un corazón enorme que les empuja a superar sus obstáculos y encima querer ayudar a los demás. En serio. Un gran ejemplo a seguir.
Ojala llegue el día en el que nadie tenga que enfrentarse a un obstáculo que le impida seguir disfrutando de su vida.

5 comentarios:

  1. Gracias mil Inés por darte cuenta de esas barreras arquitectonicas que nos hacen la vida muchas veces mas cuesta arriba ^^ muy poca gente lo hace hasta que le toca de cerca pero lo que vale es darse cuenta. No importa que el dia haya sido ayer y tu postees sobre ello hoy porque es simplemente una fecha esto ocurre cada dia del año :) eres un solete. Ojala muchos se dieran cuenta.

    Mil besos!

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, las personas se preocupan por simplezas y el gobierno gasta dinero en cosas que no tienen mayor importancia, un ejemplo claro son los doblajes de las películas: ¿Llegas a imaginarte la cantidad de pasta que se gasta el gobierno catalán en el doblaje a este idioma? Que conste que soy catalana, pero en ello solo veo un motivo de discordia, para crear aún más mal ambiente. Me hizo reflexionar mi profesora de inglés, el dinero que se gasta el estado en doblaje (a cualquier idioma de la península), si no lo hiciera a parte de ahorrar, el populacho habríamos adquirido un segundo o tercer idioma sin darnos ni cuenta. Por no hablar que ese dinero podría invertirse en iniciativas como las que nos cuentas, subtitular películas para la gente sorda o poner en disposición de los invidentes los auriculares que nos cuentan (que por cierto, que yo sepa poca gente va a ver las pelis dobladas en catalán, al menos en mi pueblo). Ais... pero This is Spain, un país de locos (y de indignados que me indignan).

    ResponderEliminar
  3. mi tia sufrio un accidente (su esposo la quemo con acido) y ahora es ciega. me gustaria que mas gente se concientizara sobre eso ;)

    muy buena iniciativa!

    ResponderEliminar
  4. Es verdad, digamos que yo pienso que el dinero en el mundo esta muy mal repartido. NO me quejo, pero en mi caso he pasado momentos muy duros, y hay tanta gente que esta peor que yo. En mi pais no es que se ayude mucho a estas personas.

    ResponderEliminar
  5. Fantástica entrada Inés, estoy de acuerdo en todo lo que dices. Muchas veces no nos damos cuenta de cosas como las barreras arquitectónicas, o lo necesario que es dar facilidades para personas con algún tipo de discapacidad, facilidades que deberían existir no como algo excepcional, sino como algo HABITUAL. Felicidades por la entrada. Besos

    ResponderEliminar