sábado, 10 de diciembre de 2011

El secreto de sus ojos

Hace frío y hay crisis. ¿Qué podemos hacer? Pues algo que sea gratis y en un lugar donde se esté calentito.  ¡Una peli!
Pues sí. La otra tarde, como no teníamos nada que hacer, decidimos ver una película que teníamos pendiente. El secreto de sus ojos.
Benjamín Espósito (Ricardo Darín) es un… ¿abogado? ¿Investigador judicial? Bueno, algo relacionado con la justicia, jubilado. Aprovechando su nueva situación laboral, decide comenzar a escribir una novela. Pero no será una novela cualquiera, sino una basada en un hecho real, hechos de los que él mismo fue uno de los protagonistas.
Años atrás había tenido que investigar un caso de una joven que fue brutalmente violada y asesinada.  Su rival, inculpó a unos trabajadores inmigrantes y archivó el caso. Sin embargo Benjamín Espósito no se conformó y quiso llegar hasta el fondo del asunto. Gracias a unas fotos, descubre quién fue el verdadero culpable pero, por el mal funcionamiento de la justicia, el hombre queda libre.
Actualmente, Benjamín sigue teniendo clavada la espinita de aquel caso y se sigue preguntando qué ocurrió con el culpable y cómo será la vida del esposo de la joven.  Pero no es el único asunto pendiente, el amor de su vida también quedó sin resolver. Ahora, con la novela que está escribiendo, tratará de cerrar, por fin, aquella etapa de su vida.
Si no la habéis visto os la recomiendo. A pesar de ser argentina, y de que en principio puede parecer un poco larga y lenta, el final merece la pena con creces. Es una historia perfectamente tejida y con un final impactante. Os la recomiendo 100%
Y por cierto, acabo de ver que está basada en una novela: La pregunta de sus ojos, de Eduardo Sacheri. Quizá la busque en la biblioteca y la lea :)

[A PARTIR DE AQUÍ SPOILERS]

Me quedé fascinada con el final de la historia. Benjamín acude a casa del marido y descubre que, desde hace años, el hombre tiene encerrado al asesino de su mujer. “Cadena perpetua” fue lo que le prometieron para él, y como la justicia no fue capaz de dársela, fue él mismo quién se encargó de que la cumpliera. 
La desesperación de ese hombre que es capaz de mirar a la cara al asesino de su esposa cada día cuando le lleva una rodaja de pan y un vaso de agua. Pero sin hablarle. “Dígale que, por lo menos, me hable”, suplica el preso al ver entrar a Benjamín. Eriza la piel.
Automáticamente pensé en todas esas familias que ven cómo los asesinos de sus hijos, hermanos, primos, amigos, campan a sus anchas por la calle después de haber estado tres días en una cárcel que casi parece un hotel de cinco estrellas. Si se los dejaran a ellos, ya veríamos lo bien que funcionaba la justicia.

6 comentarios:

  1. Ya te dije que era una buena peli! Por algo ganó el Oscar!

    A mi también me encantó! Me encanta el cine argentino y Ricardo Darín! :D

    Y sí, la justicia hay veces que hay que tomarla por la mano de uno...

    ResponderEliminar
  2. me la quiero ver! dicen que es hermosa!!!

    ResponderEliminar
  3. He leído los spoiler y no sé para qué, ahora además de saber cómo acaba la peli me he puesto en la piel de la gente que cada día sufre por la injusticia de la justicia y brrr... vaya despertar..

    ResponderEliminar
  4. yo iguaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaal >o< he empezado con tu resena y no pude parar antes del spoiler :3

    daaah creo que igual voy a verla :3 si ha ganado un oscar sera que no me la pierdo!

    besos

    ResponderEliminar
  5. yo iguaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaal >o< he empezado con tu resena y no pude parar antes del spoiler :3

    daaah creo que igual voy a verla :3 si ha ganado un oscar sera que no me la pierdo!

    besos

    ResponderEliminar
  6. xDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD Pues luego no me digáis que no os avisé XD

    De todas formas, creo que merece la pena verla igualmente.

    Un beso

    ResponderEliminar