lunes, 31 de octubre de 2011

¡Esto es Halloween!

¡Halloween! ¡Halloween!
¡Hola hola! ¿Habéis decorado ya la casa? ¿Habéis colocado las calabazas? ¿Tenéis preparados los caramelos por si aparece algún fantasmilla a amenazaros si no les dais su dosis de azúcar? ¿Estáis listos para transformaros en seres terroríficos?
Yo lo de la decoración se lo dejo a la dueña de la casa dónde vamos a celebrarlo. Lo que sí tengo preparado ya es mi traje de gala. El año pasado tocó de Katy Perry en California Gurls y este año… Muajajajaja.
Este año me transformaré en Todd, Mister Sweeney Todd. A partir de las 20:00 de esta tarde abro mi barbería por si a alguien le apetece un buen afeitado. Y después podréis degustar las maravillosas empanadillas preparadas por Mrs Lovet. O no.
Cada año, la festividad de Halloween está más arraigada en España pero ¿sabéis de dónde proviene? Me parece interesante compartir con vosotros un par de curiosidades que he encontrado por la red sobre el origen de esta celebración.

El nombre proviene de la expresión All Hallows' Eve.
Su origen se remonta al Samhain (fin del verano), una festividad en la que los celtas celebraban el final de la estación de la cosecha y el inicio del año nuevo. Creían que durante este día, la línea que separa la vida de la muerte se estrechaba hasta tal extremo que permitía a los espíritus traspasarla a sus anchas.
No fue hasta 1840 cuando los inmigrantes irlandeses llevaron esta tradición a Estados Unidos.
La tradición de tallar calabazas proviene de la leyenda celta de Stingy Jack (Jack el tacaño) que podéis leer aquí
¿Y por qué nos disfrazamos? Entre los espíritus que traspasaban la línea entre la vida y la muerte, había uno especialmente malvado (nuestro amigo Jack O’Lantern), que iba de casa en casa diciendo “Trick or treat!”. Obviamente era mejor aceptar el trato, fuese lo que fuese, ya que si no, Jack, maldecía la casa y a todos sus habitantes, colmándoles de desgracias. Actualmente los niños (y no tan niños) se disfrazan de espíritus malignos y van por la casa ofreciendo truco o trato. Los caramelos son la aceptación del “trato”. Aunque las maldiciones actuales son más inofensivas y consisten principalmente en tirar huevos u otro tipo de pringue a la puerta de la casa.
¿Y vosotros? ¿Os vais a transformar en horribles criaturas? ¿Vais a atormentar a vuestros vecinos? ¡Contadme, contadme!

domingo, 30 de octubre de 2011

Miedo...


Vivimos rodeados de miedo
A lo diferente, a lo ajeno
Miedo al que sin nada viene de lejos
Miedo al amor entre dos almas de un mismo sexo
Miedo a estar solos
Miedo a ser viejos
Y entre tanto y tanto miedo
Vivimos porque respiramos
Pero nuestro corazón está muerto
(Beatriz Luengo - Halellujah)

sábado, 29 de octubre de 2011

¿Lo mejor? ¿En serio?

Anoche estuve en el concierto de Cadena Dial, Lo mejor de aquí y de allí, en el Palacio de los Deportes de Madrid.
El reencuentro con el recinto fue un poco melancólico. No paraba de recordar “ahí estuvimos esperando para entrar al meet&greet”, “por ahí subimos”, “esos eran nuestros asientos”, “el escenario era más grande”, “ahí estaba la plataforma desde la que Taylor cantó Fearless”…
En fin…
La primera en salir, cuando todavía había gente entrando y quitándome la visión poniéndose delante, fue Beatriz Luengo. Cantó “Como tú no hay dos” acompañada de Yotuel y se fue. Lamentable por parte de la organización el trato que le dieron. Encima de ponerla la primera, casi sin presentación, fue la única que sólo cantó una canción. Prometo que estuve a punto de irme, total, ya no tenía nada más que ver. Llevaba casi tres años (desde febrero del 2009) esperando para volver a verla y me llevo esta enorme desilusión. No me extraña que se haya ido de España, sinceramente, con este trato… Pues nada, se traslada a mi lista de cantantes internacionales preferidas a la que tendré que ir a ver cuando cante en París porque en España no va a hacerlo.
Después empezaron a desfilar por el escenario Kiko (niñaaaaaa, dulce niñaaaaa), David Demaria (con un trapo atado al micro), Presuntos implicados (zzzzzzzzzz), Ha*Ash (me encantaron), India Martínez (lamentable su “acaparamiento” del escenario, casi tienen que ir a sacarla a empujones), Chenoa (que mal me cae), Manuel Carrasco (momento perfecto para ir a hacer pis), Hugo (hola, sigo igual que cuando salí de OT), Andy y Lucas (me gustó volver a verles después de tanto tiempo), Melocos (osea tía soy súper pijo), Antonio Orozco (cada día más joven), Carlos Baute (también conocido como “bocachancla muñeco de cera”), Pastora Soler (qué vozarrón tiene esta mujer), Sergio Dalma (uno de los mejores de toda la gala), Pablo Alborán (el Justin Bieber español), La Oreja de Van Gogh (geniales aunque nadie les hacía caso) y David Bustamente (gracias Paula por reformarle). 
Como colofón tuvimos a una choni-vengo-aquí-a-lucirme toda la noche plantada en el pasillo delante de nosotros, quitándonos visión a los que nos habíamos molestado en ir pronto para coger sitio, sacudiéndose como si le estuviera dando un ataque de algo ¡ridícula! y con el jersey cada vez más caído. La señora que estaba sentada a nuestro lado le pidió que se quitara y ella dijo que no. Os juro que pensé que en cualquier momento se bajaba a darle un sopapo. ¡Y bien merecido que lo tenía!
En total duró tres horas, de las cuales a mí me sobraron 2 horas y 47 minutos. Pero bueno, ya se sabe… It’s free!

Súper Sorteo en Más que vampiros

Las avecillas nocturnas de Más que Vampiros están de cumpleaños, además de haber sobrepasado la cifra de 1000 seguidores. Por ello han organizado un súper sorteo en el que están en juego más de 70 libros. ¡Casi nada!

Participar es muy sencillito así que espero que os animéis. Podéis pinchar en el banner para acceder a las bases completas.

A mí me ha costado, pero ya he elegido mis lotes favoritos. ¿Y vosotros? ¿Lo tenéis claro o todavía andáis dudando? Tenéis hasta el 29 de noviembre para decirlo.
Desde aquí aprovecho para desear un muy feliz cumpleblog a Más que vampiros. Y darles la enhorabuena por todos esos seguidores :) 

viernes, 28 de octubre de 2011

Tímidos anónimos [Estreno]

Anoche me invitaron al preestreno de ‘Tímidos anónimos’, una comedia romántica francesa que cuenta la historia de dos personas extremadamente tímidas y miedosas, unidas por su pasión por el chocolate.
Por un lado está Angélique (Isabelle Carré), una chocolatera en paro que acude regularme a una terapia de grupo para tratar de solucionar su problema.
En el otro lado está Jean-René (Benoît Poelvoorde), dueño de una fábrica de chocolate que está a punto de irse al traste. Cada día, este jefazo tímido, recibe los consejos y padece los “deberes” que le pone un supongo que psicólogo.
Estos dos personajes se encontrarán y entre ellos surgirá un flechazo. Sin embargo, viendo como son ambos, muy pronto comenzarán a aparecer también los problemas. Por circunstancias y malentendidos de la vida no les quedará más remedio que hacer frente a sus miedos y dejarse llevar por sus sentimientos entre dulces recetas de chocolate.
A pesar de ser la típica película que en otra situación posiblemente no vería, la verdad es que no me disgustó en absoluto. Las situaciones en las que se ven envueltos los protagonistas hacen que sea imposible no reírse aunque hay gente demasiado exagerada. Es bastante entretenida y como además dura apenas una hora y cuarto no se hace para nada pesada. Vamos, perfecta para pasar un ratito agradable.
Eso sí, salí del cine con un hambre de chocolate que no es ni medio normal jaja

miércoles, 26 de octubre de 2011

404 error: Principios not found

Anoche sufrimos uno de esos momentos en los que me avergüenzo de vivir en el país que vivo: un “cantante” español se había colado en los puestos más altos de los Trending Topics de Twitter. Quien no sabía de qué iba el tema, como yo, lo primero que siente es extrañeza y curiosidad. Hubo quien, aún sin saber cuál era la razón, felicitó a Dani Martín por semejante logro. Lo realmente sorprendente llegaba cuando pinchabas en el TT y aparecían mensajes anunciando el asesinato de Dani Martín en el programa de Antena3, El Hormiguero; habiendo llegado la noticia incluso a la Wikipedia, dónde ya le daban por muerto.
De tuit en tuit y tiro porque me toca, llegué al vídeo del “suceso”. No sé si lo habréis visto pero no lo voy a poner porque no quiero darles más visitas. El caso es que aparecía el supuesto cantante colocado en una guillotina para hacer un truco de magia. El truco fallaba y la cabeza caía. Inmediatamente el “presentador” pedía a los cámaras que dejaran de grabar y se fueron corriendo a publicidad. Durante los anuncios, se podían ver pies corriendo por el plató. A la vuelta salió Motos, todo compungido, diciendo que había habido un fallo y que mañana (hoy) darían todas las explicaciones pertinentes.
Cuando el decapitado vio el revuelo que se había montado, pidió disculpas. Aunque el programa siguió con la “broma” e incluso esta mañana, en Espejo Público, después de hablar de los niños desaparecidos en Córdoba han dicho, como si de otra noticia se tratara, que después intentarían averiguar qué pasó en El Hormiguero.
Obviamente en ningún momento temí por la integridad de Dani Martín porque sinceramente me resulta completamente indiferente. Eso sí, habría preferido que la cabeza que rodase fuera la de Pablo Motos. Eso sí que sería un buen motivo para hacer un TT.
Lo que realmente me preocupa es que en esta sociedad todo vale con tal de vender; no existen los principios ni los límites. Él señorito decapitado quería vender su biografía ([ironía]Sí, segurísimo que es muy interesante[/ironía]) y el otro bobo su programa.
Era evidente que al decapitado no le había sucedido nada, ya que el “señor” Motos jamás cedería el protagonismo en su programa a nadie que no fuese él. Pero… ¿y los críos que estuvieran viendo el programa? Si yo tuviera hijos no les dejaría ver casi ningún programa de la televisión actual, pero ese es otro tema. Y que hubiera niños viendo El Hormiguero es relativamente normal ya que nos lo venden como un “programa familiar”. Y no sólo ellos, si no cualquier persona especialmente sensible por el motivo que sea.
En fin. Lamentable, triste y patético el programa (aunque eso ya lo sabemos desde hace mucho tiempo). Hipócrita, patética y lamentable la cadena que dice que tiene una programación para todos. Y falso, patético e hipócrita Dani Martín que luego va de sensiblón, cuando ayer no tuvo ningún problema en jugar con la sensibilidad de los más débiles.
Si fuéramos un país serio les caería una buena sanción por violar el horario protegido y además perderían todos sus espectadoras. Pero no… esto es España.
Les deseo a todos los implicados un estrepitoso fracaso en esas cosas que intentaban promocionar ayer noche. Aunque claro, si tienen que recurrir a estupideces semejantes, es que muy bien no les va el asunto.

lunes, 24 de octubre de 2011

Cinco años ya...

Hoy es 24 de octubre. ¿Me acompañáis a un viaje hacia atrás?
Exactamente quiero retroceder cinco años, hasta el 24 de octubre de 2006. Por aquel entonces una chiquilla rubia de dieciséis años, enfundada en un vestidito y unas botas de cowboy, veía cómo su sueño se hacía realidad.

Aquel día salía a la luz Taylor Swift, un disco que contenía catorce canciones compuestas por una joven artista que le dio su propio nombre a su primer trabajo discográfico.
Aquel día una discográfica confió en una adolescente que llevaba ya mucho tiempo luchando por conseguir su sueño. 
Aquel día nacía la nueva princesa de la música country, dando un toque nuevo y mágico a esa música tan típicamente americana.
Aquel día aparecería la que se convertiría en mi cantante preferida de todos los tiempos.
Entonces yo no tenía ni idea de su existencia (en España siempre vamos con retraso en estas cosas, qué se le va a hacer). Tendría que esperar todavía un año para que su preciosa voz y sus sinceras letras me calaran como jamás antes me había llegado ningún otro cantante.
También de aquel primer disco saldrían dos de mis canciones preferidas de Taylor: Our Song y I’m only me when I’m with you.

Desde entonces, Taylor ha crecido y tanto ella como su música han ido madurando. Sin embargo puedo asegurar que por lo menos el día que la conocí sigue siendo esa niña sencilla y cariñosa, que adora llevar vestiditos y botas.
“Sólo” han pasado siete meses desde ese maravilloso 19 de marzo, cuando por fin pude verla en directo e incluso abrazarla, pero ya me parece que han pasado siete años. Ojala pueda verla pronto otra vez.
#5YearsTaylorSwift

Por cierto, aprovecho para dar la bienvenida a una personita que por el día que ha elegido para llegar, seguro que es un futuro fan de Taylor :) Y si no, ya se encargará su prima de inculcárselo ¡Bienvenido al mundo, Mateo! ^^

jueves, 20 de octubre de 2011

El Rey León (La exposición)

Esta mañana estaba con una amiga por el centro y como nos sobraba tiempo hemos aprovechado para pasarnos a ver la exposición de El Rey León, el musical. Y sólo puedo decir… ¡qué preciosidad!

Es una exposición pequeñita que incluye parte del vestuario, las máscaras y maquetas de la escenografía y los personajes. Es pequeñita, ya os digo, pero merece la pena pasarse porque es increíble. Los trajes y las máscaras se ve que tienen detrás un trabajo inmenso. Y las maquetas dan unas ganas irreprimibles salvo por el precio de ir a ver el musical. ¡Tiene que ser una pasada!
Mi traje favorito ha sido el de Zazú. Y me ha hecho mucha gracia el de “pasto”. Me imagino la escena:
- Oye y tú ¿de qué haces en el musical del Rey León?
- De Dama de las aves. ¿Y tú?
- Yo de pasto.
En fin.. jajaja.
Por si os apetece pasaros, están en la Casa de la Panadería, situada en la Plaza Mayor de Madrid. Por si no sabéis dónde está como nosotras que nos hemos recorrido toda la plaza, es justo al lado del punto de información turística. La entrada es gratuita. Pero ¡daos prisa, que sólo están hasta el 2 de noviembre!

miércoles, 19 de octubre de 2011

Luna de otoño - Julia Zapata Rodrigo

La vida de Sofía empezó torcida. Cuando era solo una niña tuvo que pasar por una situación espeluznante y traumática. A pesar de guardar dentro ese terrible secreto, y de más tarde tener que pasar una temporada en el hospital en un estado muy grave, Sofía se convierte en una muchacha cariñosa con su familia, leal con sus amigas y responsable con sus estudios. Tiene una vida como la de cualquier otra persona y su mayor sueño es poder dedicarse profesionalmente al dibujo.
Sin embargo, todo esto se diluye cuando, la noche de su dieciséis cumpleaños, conoce a Diego, un chico mayor que ella y del que se enamora perdidamente. A partir de entonces dejará de ver a sus amigas, se distanciará de su familia y olvidará luchar por su sueño.
Más tarde, la vida de Sofía se irá complicando cada vez más, negándole la felicidad una y otra vez. Hasta que al final decide, por fin, tomar las riendas y seguir el camino que le indica su corazón. ¿Conseguirá alcanzar la ansiada felicidad?
Me ha gustado mucho la forma en la que está narrada la novela. Tiene un ritmo rápido, que no se detiene en descripciones innecesarias, pero tampoco escatima en detalles cuando estos son útiles para conocer mejor dónde y cómo se está desarrollando cada escena. Los capítulos son cortos y el hecho de pasarte todo el libro sufriendo con Sofía, hace que te enganches y quieras llegar al final lo antes posible para saber qué sucede con ella.
El final no llega a ser completamente cerrado, y nos permite imaginar cómo continuará la vida de Sofía una vez que la dejamos en el inicio del camino.
La protagonista es una mujer que, debido a los diferentes golpes que ha ido recibiendo de la vida desde bien pequeña, se convierte en una mujer débil, sumisa y enfermiza.
La historia que nos cuenta Julia Zapata en Luna de otoño es una historia dura, muy dura, pero lo más duro de todo es darte cuenta de que cosas así suceden en la realidad, que no es ninguna invención. Y aquí es donde quería yo llegar.
Leer esta novela me ha hecho reflexionar mucho sobre varios temas.
El primero de ellos es el maltrato. Y con maltrato no me refiero sólo a “un hombre que pega a su mujer”. Existen muchos tipos de maltrato físico y psicológico, y aunque no resulta mediático, también los hombres lo reciben por parte de las mujeres, las mujeres por parte de otras mujeres y los hombres por parte de otros hombres, sin necesidad de que estos sean pareja. Simplemente pueden ser amigos, vecinos, compañeros de trabajo, compañeros de colegio… Es algo muy serio, y creo que todos deberíamos ser conscientes que a la mínima señal hay que poner remedio para que no pueda ir más allá.
También me ha hecho pensar en las relaciones de pareja y en la ceguera que produce en ciertas ocasiones el amor. Sofía, con sólo dieciséis años ya sabe lo que es pensar “algo de mi pareja no me gusta, pero supongo que ya cambiará”. ¿Quién no ha pensado esto alguna vez? Personalmente, ya soy consciente de que esas cositas, por mucho que nos empeñemos en pensar lo contrario, no cambiarán jamás. Obviamente, cuando convives con alguien durante mucho tiempo, siempre va a haber alguna cosa que no termine de gustarte, nadie es perfecto. Y cuando esas cosas son pequeñas manías o asuntillos sin importancia que no suponen un impedimento para la vida en común, creo que está bien aceptarlos, porque seguramente la otra persona esté aceptando también nuestros pequeños defectos. El problema, y aquí vuelvo al párrafo anterior, es cuando esas cosas son cosas serias que nos hacen daño y aun así seguimos allí, enamorados y pensando que un día todo será un cuento de hadas.
Eso es lo que le ocurre a Sofía y por eso, en algunas partes del libro, aunque sentía lástima por ella, me daban ganas de ponerme a gritarle, a decirle a gritos que dejara de hacer tonterías y escapase de esa vida.
Al principio del libro me sentí identificada con las amigas de Sofía, ya que yo debía tener más o menos esa edad cuando una de mis mejores amigas conoció a un chico en una discoteca, se fue con él, al día siguiente ya estaba comiendo en casa de sus padres y unas semanas después nos abandonó. La última vez que hablé con ella, hará un par de años, me contó que él la engañaba con otras y la insultaba cuando estaba con sus amigos. Ese día traté de hacerla ver que no podía permitir que la tratase de esa forma y nunca más volvió a hablar conmigo.  La última noticia que tengo es que siguen juntos.
En resumen, y no me enrollo más porque si siguiera llenaría páginas y más páginas, Luna de otoño es un libro que merece la pena leer. Hace pensar y su lectura resulta muy amena.
Muchas gracias a Julia por darme la oportunidad de disfrutar de él y por todo su cariño :)
Os dejo los enlaces a sus blogs para que podáis conocer el resto de sus libros:



domingo, 16 de octubre de 2011

Abduction (Sin salida)

Nathan (Taylor Lautner) tenía una vida relativamente normal, salvo por una extraña pesadilla que se repite periódicamente en su mente. Hasta que de pronto, un día, mientras está haciendo un trabajo para la clase de sociología descubre su foto en una página web de niños desaparecidos. En ese momento toda su realidad se desmorona y no le queda más remedio que huir, acompañado únicamente por su vecina Karen (Lily Collins). Los dos se verán envueltos en una doble persecución, a la vez que Nathan trata de descubrir la verdadera historia de sus padres.
Sinceramente no soy muy dada a películas de acción pero Abduction me ha gustado muchísimo. Mantiene el ritmo trepidante durante todo el tiempo y te obliga a mantenerte alerta. Además de que no es la típica película de tiros en la que se ve sangre por todas partes y Taylor sólo se quita la camiseta en dos escenas (si no recuerdo mal). Se me pasó volando y eso que la vi de noche. En ningún momento me aburrí ni se me hizo pesada. Al contrario.

Me llamó la atención (y me hizo gracia) que los paisajes y escenarios son muy Aurum.
El padre de Nathan está interpretado por un irreconocible Jason Isaacs, que nos muestra una faceta muy diferente a la que nos tiene acostumbrados el señor Malfoy.
Me han dicho que la peli ha recibido malas críticas. Será que yo me conformo con poco, pero en serio, me gustó mucho y me sorprendió para bien. No me la esperaba así :)

sábado, 15 de octubre de 2011

El mañana empieza hoy - Cecelia Ahern

Tamara Goodwin tiene dieciséis años y todo lo que pudiera desear: una enorme mansión, un cuarto de baño con televisión de plasma, fines de semana de compras en Londres… Es rica, caprichosa y consentida.
Un día, de pronto, su vida da un giro de 180 grados cuando descubre que su padre se ha suicidado, atrapado entre un mar de deudas. Ella y su madre se quedan sin nada y se ven obligadas a trasladarse a vivir al campo con Rosaleen y Arthur, unos tíos de Tamara un tanto raritos.
Allí, la vida de Tamara será aburrida y monótona, sólo animada por la extraña atracción que siente por un castillo en ruinas.
Una mañana llegará hasta ella la biblioteca ambulante donde, además de conocer a Marcus (por fin alguien con quien poder hablar), encontrará un libro que supondrá el inicio de una trepidante aventura en la que descubrirá un terrible secreto sobre su familia.
La historia está narrada por la propia Tamara y el ritmo rápido, pero nada superficial, hace que en cuanto empiezas no puedas dejar de leer. Enseguida te verás atrapado entre sus páginas, deseando saber qué está pasando en esa casa.
Todos los personajes son magníficos, perfectamente dibujados.
Tamara es la típica niña consentida, que siempre ha tenido todo mucho antes de pedirlo. ¿Os ha pasado alguna vez que un niño pequeño ha hecho alguna trastada y, aunque sabíais que no debíais, habéis terminado riéndoos? Pues con Tamara es lo mismo; a pesar de resultar un tanto insoportable al principio, en ocasiones es imposible no reírse de sus ocurrencias. Sin embargo, Tamara sufrirá una transformación a medida que vaya descubriendo datos sobre su familia. Ello, unido a la preocupación por la salud de su madre hará que madure y comience a darse cuenta de que durante toda su vida había estado actuando mal.
Uno de mis personajes favoritos es la Hermana Ignatius, una adorable monja aficionada a la apicultura. Ella supondrá un gran apoyo para Tamara y se convertirá en su mejor amiga.
Creo que a estas alturas ya todos conocéis mi debilidad hacia Cecelia, pero sinceramente decir que este libro me ha encantado es poco, poquísimo. Es una maravilla. Cuando lo terminé me quedé con ganas de más, de mucho más. Es entretenido, engancha y además hace pensar sobre el valor que le damos a las cosas.
Totalmente recomendable.
Como única nota negativa (y no hacia la autora, si no hacia la traducción) he de decir que no me gusta que le hayan cambiado el título. El original es “The book of tomorrow” y en cuanto llevamos leídas unas páginas nos damos perfecta cuenta de por qué Cecelia lo tituló así. Vamos, que a mi gusto, la traducción literal hubiera sido la correcta. Pero bueno…
La portada también me gusta infinitamente más la original, pero eso ya lo comenté en su día.
_____________________________________________________
Citas favoritas
“¿Y si supiéramos lo que va a pasar mañana?  ¿Lo arreglaríamos? ¿Seríamos capaces?”
“Esa noche aprendí algo importante: no hay que tratar de impedir que pase todo. A veces se supone que hay que sentirse incómodo. A veces se supone que hay que ser vulnerable ante los demás. A veces es necesario, ya que gracias a ello se descubre una parte distinta de uno mismo. ”
“Creo que la mayoría de la gente entra en las librerías sin tener idea de lo que quiere comprar. De algún modo los libros están allí, incitando casi de forma mágica a la gente a que los coja. La persona adecuada para el libro adecuado. Es como si ya supieran de qué vida tienen que formar parte, que pueden ejercer influencia en ella, que pueden enseñar una lección, poner una sonrisa en un rostro en el momento adecuado. Ahora pienso en los libros de un modo muy distinto.”
_____________________________________________________


jueves, 13 de octubre de 2011

Sorteo de Ediciones B y Taylor Spain

Hace tiempo os anuncié que Ediciones B iba a publicar un libro-biografía de Taylor Swift. Y para celebrar el lanzamiento, la editorial junto con Taylor Swift Spain ha organizado un sorteo en el que puedes llevarte a casa un ejemplar del libro.

Los únicos requisitos que hay que cumplir para participar son ser seguidor de ambos perfiles en Twitter y responder a la pregunta “¿Cómo te ha influido la música de Taylor?
Facilito, ¿verdad?
Aquí podéis consultar las bases completas.
Yo ya he participado. ¿Os animáis? :)

domingo, 9 de octubre de 2011

La melancólica muerte de Chico Ostra - Tim Burton

La melancólica muerte de Chico Ostra es una recopilación de historietas geniales escritas en verso por Tim Burton y acompañadas por ilustraciones del propio autor.
Es un librito que se lee en un rato (a mí me duró unos quince minutos, más o menos) pero que merece la pena cada una de sus historias. En serio, no tiene desperdicio. Está cargadito de esas locuras a las que nos tiene acostumbrados Tim Burton y que a mí, personalmente, me encantan.
Algunas de mis historias favoritas han sido Chico Momia y Chico Ancla.
El único posible “pero” que podría ponerle es que al traducirlo al español, como tiene que rimar, han puesta cosas tipo “Entre ellos incluso hay uno que es nativo de Donosti”. Sin embargo este “pero” desaparece cuando llegamos a las últimas páginas del libro donde vienen todas las historietas en versión original (Mi libro es de Anagrama, no sé si habrá más ediciones). 
Total que si sois fans de Burton y os apetece pasar un rato lleno de locuras geniales, os recomiendo el libro sin dudarlo ni un momento.
Chico Momia. Es tan adorable...

Palillo y Cerilla enamorados... Esto no puede terminar bien :|

Sue... Tiene un vicio muy raro y sospecho que muy peligroso.


¿No os parecen adorables? ¿No estáis deseando conocerles?


Sorteo en el blog de Cristina Caviedes


¿Queréis ganar un fin de semana mágico? ¿Preferís un libro? ¿O un retrato? Pues pasaros por el blog de Cristina Caviedes, porque está organizando un súpersorteo. 
Pinchad en el banner para acceder :)


miércoles, 5 de octubre de 2011

Orgullo y Prejuicio - Jane Austen

Muchos sabéis el tiempo que llevaba con el libro encima de la mesilla leyendo este libro y confieso que finalmente me ha vencido. Ha sido más fuerte que yo y me ha obligado a hacer algo que odio hacer: dejarlo sin terminar.
Sólo he dejado sin terminar tres libros en toda mi vida.
El primero fue uno que me mandaron leer en el colegio para la asignatura de religión. En el momento en el que mencionó por primera vez que morirse era un regalo (además de lo obvio, justo acababa de morir una persona muy importante para una amiga) dejé el libro en no sé dónde y no lo volví a ver jamás.
El segundo fue La brújula dorada. Supuso una decepción enorme porque llevaba muchísimo tiempo queriéndolo leer. Sin embargo cuando empezó a contar esas cosas tan extrañas lo abandoné porque no me enteraba de nada.
Y el tercero este, Orgullo y Prejuicio.
La historia me estaba gustando pero es tan sumamente lenta que había empezado a temer cumplir cuarenta años y que todavía no hubiese pasado nada. Así que opte por la versión reducida: la película. Y yo tenía razón, no hacían falta tantas páginas para contar una historia tan sencilla y previsible. Que no estoy diciendo que sea mala, pero sí que le sobran la mitad de las páginas, que vienen a ser básicamente paja.
La novela cuenta la historia de la familia Bennet y más concretamente de sus cinco hijas. La madre está obsesionada con que sus hijas encuentren marido, ya que al morir su padre perderán todas sus posesiones, que sólo heredan los varones.
Aunque en un primer momento podemos pensar que la protagonista es Jane, la mayor de las hermanas. Enseguida nos damos cuenta de que en realidad es Elizabeth, la segunda hija. Ella mantendrá una relación de amor-odio con el Señor Darcy condicionada por el orgullo de él y los prejuicios de ella. ¿Serán capaces de superarlos?
Como ya he dicho, la historia sucede de forma extremadamente lenta. Celebran un baile, van a ver a los oficiales a casa de su tía, celebran un baile, bailan, celebran un baile, la madre mete la pata una y otra vez, vuelven a bailar…
Sinceramente os recomiendo la película porque la historia en sí es bonita y es una forma de conocer cómo funcionaban las cosas antes. El libro… sólo si tenéis muchísimo tiempo libre y muchísima paciencia. Quizá lo retome... algún día.

sábado, 1 de octubre de 2011

Unbroken - Demi Lovato

Septiembre ha sido un mes muy fructífero musicalmente hablando. Afortunadamente ya se ha terminado porque si no hubiera terminado en números rojos. Ayer llegó el cartero con una caja de parte de Amazon. Dentro venía esto:


Como inciso he de decir que me ha costado 10€ con gastos de envío incluidos. En España no sale hasta dentro de cinco meses y haciendo cuentas supongo que no bajará de los 20€. Luego les extraña que no compremos discos ni películas.

1. All Night Long (featuring Missy Elliott and Timbaland)
2. Who's That Boy? (featuring Dev)
3. You're My Only Shorty (featuring Iyaz)
4. Together (featuring Jason Derülo)
5. Lightweight
6. Unbroken
7. Fix a Heart
8. Hold Up
9. Mistake
10. Give Your Heart a Break
11. Skyscraper
12. In Real Life
13. My Love Is Like a Star
14. For the Love of a Daughter
15. Skyscraper (Wizz Dumb Remix)
Al leer las canciones pensé que me parecían excesivos las colaboraciones y duetos, pero al escucharlo no se hace pesado. Me ha gustado mucho. Tiene varios ritmos pero es muy Demi.
Además se nota que no sólo ha madurado física y mentalmente, si no también musicalmente. Incluso su voz suena más madura.


Y es que este disco es muy especial tanto para Demi como para sus fans, ya que supone el comienzo de una nueva etapa, de una nueva vida. Basta con leer los agradecimientos del disco, y especialmente el último párrafo, con el que se me puso la carne de gallina.
Para mí, Demi es un ejemplo a seguir. Ella me ha mostrado el punto más horrible al que puede llevarnos hacer caso de las tonterías que dicen los demás. Ella me ha enseñado que cuando tienes un problema tienes que ser tú quien ponga solución aunque después puedas o debas pedir ayuda. Ella me ha enseñado que si tú estás a gusto con tu físico, lo demás no importa. Ella me ha enseñado que si me apetece ponerme un pantalón cortito puedo hacerlo, y a quién no le gusten mis piernas, que no me las mire. Ella me ha enseñado que con esfuerzo todo se puede arreglar. Ella me ha enseñado que debo levantarme cada vez que me caiga o que alguien me tire. Ella nos ha dado a todos una lección de esfuerzo y de superación. Y por encima de todo ella me ha enseñado a STAY STRONG.

Todavía sigue recibiendo críticas por no ser la típica rubia con piernas de palo y tetas de silicona, pero ¿a quién le importa? A mí me encanta que se ponga esos vestiditos tan cortos y enseña con orgullo sus piernas, que personalmente me parecen más bonitas que las que parecen palillos de los dientes.

Así que nada. Sólo me queda gritar que me siento orgullosa de ser fan de Demi Lovato, que le agradezco todo lo que me ha enseñado durante los últimos meses y que le deseo que a partir de ahora su vida sea feliz.
¡Ojalá pronto Tour Mundial para poder verla de nuevo!

Love is louder than the pressure to be perfect