sábado, 21 de abril de 2012

Los Juegos del Hambre. La peli.


Extraña. Muy extraña es la sensación que me dejó anoche el gran estreno del año. Salí del cine pensando que ni me había gustado, ni me había disgustado, sino todo lo contrario. Es rara y realmente todavía sigo sin asimilar lo que me provocó.
Quizás es culpa mía. Me esperaba mucho más. Llevaba semanas entusiasmándome cada vez más gracias a las conversaciones con la que ayer fue mi compi de sala, Nia, de Perdidas entre páginas.
Me cuesta expresarlo todavía hoy y además tampoco quiero hacer demasiados spoilers por los que aún no la hayan podido ver. Haré lo que pueda…
La película es lenta; excesivamente lenta durante la primera hora. Se detiene demasiado para explicar todo tal cual, pero a la vez (aunque suene contradictorio) pasa por encima de muchos detalles importantes, cogiendo las explicaciones con pinzas y haciendo que parezca superficial. De hecho, a nuestros acompañantes, que no habían leído el libro, les costó entender algunas cosas (como el por qué de que el nombre de Gale estuviera tantas veces en la urna mientras el de Prim solo una) y de otras ni siquiera fueron conscientes hasta que no se lo dijimos al salir del cine.
Cuando por fin llegan a la arena, el ritmo al fin cambia y comienza a ser más rápido y con más acción. Las escenas de lucha son buenas, no aptas para niños (en la fila de delante había una inconsciente madre con tres niños pequeños que en cuanto empezó el movimiento se tuvo que salir de la sala).
Se nota que Jennifer Lawrence se ha esforzado mucho por dar vida a Katniss. Sin embargo no termina de conseguir transmitir todo el sufrimiento y todas las dudas que invaden a nuestro Sinsajo (claro que en el libro lo más representativo son sus pensamientos y aquí no podemos oírlos, aunque tampoco consigue dejarnos que los leamos en sus actos). No se aprecia tampoco la agonía de la sed (que fue una de las cosas que más me agobió mientras leía) y la sordera de la prota dura 10 segundos.



El juego de los “amantes trágicos” también está representado de forma muy superficial. Y aunque adoro a Josh Hutcherson esta vez, incluso él, me ha dejado fría. 
El doblaje no ha estado tan mal como pensaba. Sólo en determinados momentos como el “me presento voluntaria” ha rechinado de forma notable.
He echado muchísimo de menos la banda sonora. Tanto bombo que le dieron y al final no suena nada durante toda la película.
Y en ocasiones las cámaras terminan por marear al espectador.
Sé que me dejo miles de cosas en el tintero pero es que realmente sigo con una sensación rara. Como película no está mal, una peli más. Pero no consigue transmitir todo eso que sí transmite la novela: la angustia, el dolor, las dudas… e incluso el Capitolio tampoco se da a conocer cómo es verdaderamente.
Tendré que volver a verla. Algún día; que el cine está muy caro.
De momento, me quedo con el libro sin pensarlo ni un instante.

9 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo con lo que dices, y añadiría muchas muchas cosas más. Ya hablaremos, yo realmente ya iba concienciada de que no me gustaría pero fue mucho peor de lo que imaginaba y mira que desde el minuto 1 intente no ser pesimista y pasar los pequeños detalles por alto, y eso que la barrera que pensé que más me costaría superar (que no me gustaban los 2 actores masculinos) finalmente me terminaron gustando, Liam sobre todo que me termino enamorando en los 2 segundos que sale y Josh al final también consiguió encandilarme, pero es que a medida que avanzaba la película peor era la adaptación :s

    ResponderEliminar
  2. Es cierto, Liam como dice Lorena, me gustó más de lo que creía que me iba a gustar! Uff.. menos mal que no soy la única que se siente así, porque realmente cada vez me siento más mal.. T.T

    ResponderEliminar
  3. Yo aún no he podido verla, así que no puedo opinar. Pero normalmente, me quedo siempre con el libro :)

    ¡Gracias por la opinión! Un besito :)

    ResponderEliminar
  4. Completamente de acuerdo contigo... a mi me dejo fria :-(

    ResponderEliminar
  5. Supongo que para gustos, colores. Aunque los libros son muchisimo mejor, a mi la pelicula me gustó mucho. Hay que entender las restricciones que plantea la adaptación, tanto en tiempo como en que el libro lo narra Katniss, cosa que muchos de sus pensamientos que son los que aclaran y ayudan a meterse en la histora no están. Me han gustado mucho las partes donde se ve a los vigilantes. Para mi, lo peor, el doblaje. Me ha escamado un poco la voz rasposa de Haymitch y la voz demasiado infantil de Katniss.

    ResponderEliminar
  6. Tiene cosas buenas como malas, cocnuerdo contigo con muchas cosas, sobre todo que Katniss me dejo un poco fria xD

    Besos!

    ResponderEliminar
  7. A mi me ha encantado la adaptación que han hecho del Capitolio... El estilismo, decoración, arquitectura etc...

    La escena clave de Rue no me convenció mucho, no me trasmitió lo que debería!

    Pero creo que Jennifer y Josh han estado bastante bien, aunque el actor que hace de Gale no me gustó nada, le faltaba carácter!

    En fin, yo ya sabía que los libros iban a ser infinitamente mejores, así que la adaptación me pareció aceptable.

    ResponderEliminar
  8. Tengo muchas ganas de ver la peli.

    Te invito a que te pases por mi blog y les eches un ojo a los concursos activos, igual te interesa alguno.

    Un beso!!

    ResponderEliminar