jueves, 5 de julio de 2012

La dama y el dragón - Gema Bonnín

A Erika Williamson siempre le habían contado que los dragones eran criaturas despreciables a las que hay que exterminar sin piedad. Las ejecuciones de estos seres eran eventos públicos que nadie estaba dispuesto a perderse.
Sin embargo, justo antes de uno de estos espectáculos, Erika tiene la oportunidad de conocer personalmente a una dragona. Este encuentro le abrirá los ojos y adoptará la identidad de la Dama del Dragón para defender sus creencias. Muy pronto, se convertirá en la forajida más buscada del reino.
Varios años después, cuando la prometen con Hayden, deberá tomar una difícil decisión: abandonar su identidad secreta o renunciar al amor de su vida.

Tenía mucha curiosidad por leer este libro por varias razones. Una era la juventud de Gema Bonnín y la otra cómo empezó su aventura literaria ya que según tengo entendido, en algún momento del pasado, compartimos editorial. Y sinceramente no me ha defraudado.
Cuando empecé a leer, la trama me pareció algo más infantil de lo que esperaba y pensé “bueno, la autora es muy jovencita”. Sin embargo, a medida que la protagonista va creciendo, la trama y el estilo de la autora también lo hacen, madurando para adaptarse perfectamente a las circunstancias de la historia que cuenta.
Los personajes principales están perfectamente definidos. Enseguida sabremos cómo son y “de qué pie cojean” cada uno de ellos.
El final es abierto pero a la vez puede tomarse como perfectamente cerrado. Puede parecer contradictorio, pero realmente es lo que me ha hecho sentir. No sé si habrá segunda parte o no. Si la hay, será bienvenida porque nos permitirá saber cómo continúa todo, pero si no la hay, podemos perfectamente tomar la historia como terminada, quedándose algunos satisfechos y haciendo volar la imaginación otros para conocer esa continuación.
Me ha llamado mucho la atención que, aunque la historia está ambientada en una época antigua con costumbres muy diferentes a las actuales, aparecen valores y defectos sociales que aún hoy en día conservamos: ese temor/desprecio a los que son diferentes por cualquier motivo, por ejemplo.
La dama y dragón es un libro ligero, entretenido, ameno, dulce y lleno de fantasía.


Citas preferidas
― (…) La creación de las cosas siempre es lo más difícil; la destrucción siempre es sencilla y demasiado rápida.
― Las facilidades sólo consiguen que las dificultades te parezcan mayores.
(…) la idiotez del hombre supera a la poca cordura que les queda. Las ganas de vencer a los demás no dejan que la mente piense con claridad. A veces siento que su existencia es un grave error. No puedo evitar preguntarme por qué son ellos las criaturas que Dios eligió para encomendarles la difícil tarea que es cuidar del mundo.



1 comentario: