miércoles, 24 de abril de 2013

Día del Libro. Encuentro con Ian Gibson

El año pasado el 23 de abril estaba en Barcelona, disfrutando de Sant Jordi por primera vez en mi vida. Por la mañana pude conocer a Francesco Gungui y hablar un ratito con él; y por la tarde hice mi primera firma de libros. Fue genial.

Ayer estaba en Madrid y en un principio me agobié al ver el programa de actividades y los eventos a los que me habían propuesto ir. Pero en cuanto vi el nombre de Salvador Dalí en uno de los títulos de los encuentros con autores, no tuve la menor duda de a dónde quería ir.

Llegamos a la Librería Alberti y estaba913687_10200614058009626_1292307286_o llena de gente. A tope. (He de decir que es una librería preciosa, de las de antaño, y llena de pequeñas joyas que no se encuentran a simple vista en otros sitios). Así que aunque todavía estaba a medias la presentación anterior, decidimos entrar para tener tiempo de ir avanzando hasta el lugar en el que se celebraba el encuentro. Cuando acabó y se vació la sala pudimos entrar y tomar asiento. Y enseguida llegó el protagonista de la noche. Ian Gibson.

Se sentó en el centro y empezó a bromear con el público sobre el clima. El evento en sí comenzó con un pequeño resumen de sus inicios con el español y sus primeros pasos como biógrafo. A continuación se metió de lleno en la vida y milagros del trío genial: Lorca, Dalí y Buñuel.

Empezó con el escritor, analizando los símbolos de su obra que le describen como poeta de la luna y de la tierra. Y después siguió con Salvador Dalí. Contó tantas anécdotas de ambos  (juntos y por separado), de su relación, de la influencia de uno en la obra del otro…

¡Es que Ian Gibson pudo conocer a Dalí! ¡HABLÓ CON ÉL! ¡LE TUVO DELANTE!

Fue tan interesante escucharle. Estuvo casi una hora y media hablando, pero se me hizo cortísima. Me hubiera quedado otras siete horas allí sentada, escuchando sus palabras, en las que mezclaba anécdotas divertidas con otras más nostálgicas. Maravilloso. Se nota que conoce a la perfección el tema del que habla y que además sabe contarlo de forma amena y cautivadora. Creo que estábamos todos igual de embobados.

Foto0185Al finalizar el coloquio, pudimos acercarnos a él para que nos firmara sus libros. Justamente ayer por la mañana conseguí un libro que llevaba muchos meses buscando, pero que estaba descatalogado. Así que me lo firmó y me preguntó si iría a la exposición de Dalí. Y hablamos de Cadaqués. ¡HABLÉ CON UNA PERSONA QUE HA CONOCIDO A DALÍ! Es increíble.

Podría tirarme aquí toda la tarde escribiendo lo emocionada que estuve y todavía estoy. Podría enumeraros todas las cosas que nos contó. Pero no quiero aburriros y además tengo que irme.

El Día del Libro de este año fue maravilloso. Espero poder volver a escuchar a Ian Gibson contar más cosas sobre el gran Dalí y sobre Federico García Lorca´, porque escuchándole te sientes un poquito más cerca de los dos genios…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada