martes, 22 de octubre de 2013

Teatro Guindalera: Duet for one

¿Qué pasaría si repentinamente nos encontráramos en un mundo carente de toda actividad artística? Si no tuviéramos el arte, la música, la literatura o el teatro para ayudarnos a vivir y a soñar, como bálsamo y refugio… ¿qué pasaría?

Cuando Stephanie Abraham, una reconocida violonchelista, se ve obligada a abandonar la actividad musical por culpa de la esclerosis múltiple, su mundo entero se desmorona; su vocación, su sueño, eso que le da sentido a su existencia, su vida entera, le ha sido arrebatada de una forma cruel e inevitable y es incapaz de superar la enorme pérdida.

Para tratar de luchar contra la depresión acude a la consulta de un prestigioso psiquiatra, el Doctor Feldman. El hombre, con gran experiencia en casos extremos, tratará de conducirla hacia un futuro basado en nuevos proyectos y actividades. Las sesiones se convertirán entonces en un combate lírico y sarcástico entre doctor y paciente. Y es que, los caminos para alejarse de lo que nos ha dado siempre la vida son pedregosos, llenos de obstáculos y no siempre conducen a algún lugar.

La obra está inspirada en la vida de la violonchelista británica Jacqueline du Pré.

duet-for-one-para-celebrar-los-diez-años-del-teatro-guindalera

En esta ocasión, coincidiendo con la celebración del décimo cumpleaños de la Sala Guindalera, salen a escena dos miembros de la familia Pastor, fundadores del teatro. Juan, que además es el director, comparte escenario con su hija María, en medio de un sencillísimo decorado que representa la consulta del psiquiatra.

Una vez más, María Pastor pone toda su piel en el personaje que interpreta. Es una actriz capaz de expresar todos los sentimientos que invaden la complicada mente de la señora Abraham; respuestas mordaces, estallidos cargados de cólera, recuerdos nostálgicos  y explosiones de desconsuelo y amargura conforman el puzle del interior del personaje que María saca al exterior para ofrecérselo a todos los espectadores.

Juan Pastor, por el contrario, pone el toque calmado y racional de la interpretación durante casi toda la terapia, aunque en algunos momentos resulta imposible no traspasar los límites.

Personalmente creo que no podrían haber elegido una obra más apropiada para el momento tan duro que está atravesando la cultura en nuestro país. Iniciaba esta crítica con una cita de Juan Pastor: “qué pasaría si repentinamente nos encontráramos en un mundo carente de toda actividad artística?”.

Y yo ahora añado: ¿Qué va a pasar cuando ningún escritor pueda dedicarse a escribir? ¿Qué va a pasar cuando ningún músico pueda dedicarse a componer y a interpretar sus canciones? ¿Qué va a pasar cuando ningún actor o actriz pueda dedicarse a dar vida a tantísimos personajes que van a quedar mudos para siempre? Porque al paso que vamos, si las cosas no cambian, estoy convencida de que va a pasar y va a ser algo espantoso.

Reconozco que durante la representación de Duet for one fue la primera vez que lloré en un teatro. Y no una, si no dos veces. Porque el discurso de Stephanie Abraham me hizo una vez más plantearme todas esas cuestiones y en concreto plantearme mi cuestión: ¿qué narices voy a hacer cuando llegue el día en el que por alguna circunstancia no pueda volver a escribir?Duet-tamaño-mediano

Así que yo, como ya he hecho varias veces, os recomiendo que si estáis en Madrid y queréis contribuir a que este pedacito de arte pueda seguir adelante, vayáis a Guindalera. Si no conocéis la sala acercaos y disfrutad de la maravillosa representación en un teatro pequeño y acogedor en el que nada os separará de los actores. Y a la salida compartid un licor de guindas con todo el equipo. Porque un mundo sin arte sería un lugar completamente gris. Os prometo que os va a encantar la experiencia.

 

Teatro Guindalera
C/Martínez Izquierdo, 20, Madrid.
Teléfono: 91 361 55 21
Web
@Salaguindalera

lunes, 7 de octubre de 2013

Pequeñas mentirosas #1 y #2 – Sara Shepard

Alison, Aria, Spencer, Emily y Hana son un grupo de adolescentes que habita en Rosewood, Pennsylvania. Todas vienen de familias acomodadas y estudian en el mejor instituto del lugar.

pequenas-mentirosas---1-9788498007282Spencer Hastings es la hija y alumna perfecta. Siempre es la primera de la clase, hace sus deberes con antelación, lucha por la presidencia del curso y realiza todo tipo de actividades que le puedan facilitar en el futuro una plaza en una buena universidad.

El hábitat de Emily Fields es el agua con cloro. Es campeona de natación y entrena varias horas al día con el equipo del instituto, del que también es miembro su novio Ben.

Aria Montgomery ha pasado una etapa en Islandia y, a su vuelta, las calles de Rosewood le recuerdan lo deprimente que era su vida antes de convertirse en la nueva Aria europea.

Hanna Marin es una joven atractiva y demasiado aficionada a los productos de marca, que vive con su madre, una mujer demasiado ocupada para prestar atención a su hija.

Alison DiLaurentis era la líder del grupo —mandona, manipuladora y preciosa, la chica más popular de Rosewood—, hasta que una noche desapareció misteriosamente en medio de una fiesta de pijamas que las chicas estaban celebrando.

Y a pesar de haberse distanciado, Aria, Spencer, Hanna y Emily tienen algo en común: todas ellas guardan secretos que creían haber enterrado tras la desaparición de Alison. Pero parece que no es así, ya que todas ellas han empezado a recibir misteriosos mensajes de alguien que firma como A.

He decidido hacer una reseña conjunta de los dos primeros volúmenes de la saga (Pequeñas mentirosas y Secretos) porque tampoco tiene mucha más chicha que sacar sin hacer ningún tipo de spoiler.

SecretosLos libros cuentan la historia de cuatro chicas que perdieron a su mejor amiga de manera dramática y misteriosa. Tras su desaparición, todas ellas experimentaron una pequeño e inconfesable sentimiento de alivio: Alison sabía cosas de ellas que nadie más conocía y, con su desaparición, su secreto estará a salvo para siempre. Pero de pronto, cuando A empieza a amenazarlas con sacar sus trapos sucios a la luz, todo empieza a complicarse. Los libros van siguiendo las complicadas vidas de cada una de las chicas; vidas que en un principio pueden chocar a lector, ya que no son adolescentes normales sino adolescentes ricachonas.

A lo largo de las páginas, la historia va dando saltos del presente al pasado, dejando caer pequeños detalles que supongo que al final serán las piezas que habrá que juntar para descubrir el misterio. En ambos volúmenes, además,  la narración nos presenta a un sospechoso principal tras el que nos hace creer que se esconde A.

Es una historia que engancha porque va planteando pequeños enigmas que no se resuelven inmediatamente, si no que cada cierto tiempo te recuerda que siguen ahí pendientes y que tienes que seguir leyendo si quieres conocer la respuesta.

Las chicas, como ya he puesto más arriba, no son chicas normales que hacen lo que podemos hacer cualquiera de nosotras. Son chicas que provienen de familias que tienen por costumbre cenar en restaurantes de lujo, llevando puesto un vestido del diseñador más caro.

Como pega tengo que decir que no me termina de convencer la manera en la que está escrito. Sin embargo, como lo he leído en español no sé si es culpa de la autora o del traductor, aunque palabras como “repetió” o frases como “no tuvo tiempo de decir algo más” me hacen inclinarme por la segunda opción. Estas erratas/errores o cómo queráis llamarlos no son una cosa aislada de un momento determinado, si no que se van repitiendo a lo largo de los dos volúmenes que he leído hasta ahora y que ensombrecen la novela. Por lo menos a mí me molesta bastante.

Por lo demás… ¡estoy deseando tener ya el tercero entre mis manos! :D