martes, 19 de agosto de 2014

1989

Once de la noche en España. La pantalla cambia y aparece Taylor Swift con un conjunto blanco en lo alto del Empire State Building, con todo Nueva York a sus pies. Unos minutos después tenía a medio mundo en esa situación.

IMG_20140818_225007

«Tengo tres sorpresas para daros» desveló nada más comenzar, animando aún más los nervios que corrían por el estómago de los swifties.

La primera sorpresa no se hizo esperar ni un minuto. Había nuevo single. Un tema que nos habla de que la gente inevitablemente habla y dice cosas de ti. A partir de ahí tienes dos opciones: tomártelo en serio y dejar que te afecte o shake it off. Taylor opta por la segunda opción. Y yo también. Sabía que me iba a encantar por lo menos la letra. Y en seguida se corroboró con la canción sonando y la diva bailando con los afortunados fans que pudieron asistir al evento en directo. Otra vez la carne de gallina como me pasó (y me sigue pasando) cuando escuché WANEGBT. Y ya no me la he podido sacar de la cabeza, por cierto.

La segunda sorpresa vino a continuación, aunque era un secreto a voces. Tendremos disco nuevo. Taylor ha estado trabajando dos años en los nuevos temas, quería hacer un tipo de música que no se pareciera a nada de lo que había hecho anteriormente, inspirado en el pop de finales de los 80. Sí, el disco nuevo, titulado 1989 (como su año de nacimiento), será pop; pero para ella es el álbum con el que más ha disfrutado y seguro que eso queda reflejado en el resultado final. Sinceramente, no es lo que yo esperaba, yo deseaba que regresara esa chica country del principio, quería otra canción como Our Song, pero ella ha decidido evolucionar. ¿En la buena dirección? Eso lo veremos a partir del 27 de octubre, cuando el disco esté en las tiendas. No hay quinto malo, dicen. Y desde luego ha empezado muy bien la cosa.

20140818_231522

La tercera sorpresa vino con una explicación sobre los dos tipos de personas que existen: los que bailan porque saben bailar y los que bailan porque es divertido (aunque los de alrededor vayan retrocediendo poco a poco hasta apartarse lo suficiente como para que no les relacionen con el patoso bailarín). Taylor se ríe de sí misma y nos anima a que hagamos lo mismo con nosotros mismos. Al final del vídeo salen cien afortunados fans que tuvieron la increíble suerte de compartir pasos de baile con su ídolo (y mucha fuerza de voluntad para guardar el secreto durante dos meses). El video a mí me parece divertidísimo.


«Players gonna play play play play play and haters gonna hate hate hate hate hate and I'm just gonna shake shake shake shake shake it off!»
La preventa en la web oficial de momento sólo está disponible para EEUU. El álbum, como siempre, dispondrá de un formato Deluxe que además de las 13 canciones de la edición normal contendrá 3 bonus + 3 notas de audio del teléfono móvil de Taylor en las que grabó las primeras ideas para una canción y un sobre con 13 fotos Polaroid (hay cinco packs diferentes repartidos aleatoriamente). También dijo que en el libreto se mantendrán los mensajes secretos que tanto gustan a los fans (preguntó si gustaban y la respuesta de los presentes no dejó lugar a la duda).

En España ya se puede acceder a la preventa de la edición digital desde iTunes, además de descargar Shake It Off. También se puede encargar desde Amazon pero de momento sólo la edición normal, esperemos que no tarden demasiado en dejarnos comprar la Deluxe.

Resumiendo. Marcad el 27 de octubre en vuestros calendarios, porque llega 1989, lo nuevo de Taylor Swift.
a9N0t-FP

No hay comentarios:

Publicar un comentario