jueves, 21 de agosto de 2014

Por los pelos – Marian Keyes

Tara, Katherine, Fintan y Liv son una pandilla de treintañeros con preocupaciones comunes (el trabajo, el amor, el sexo, el futuro…). Se han acostumbrado a la vida que les ha tocado vivir, a pesar de que en algunos aspectos no sea la que desearían.

Tara convive con Thomas, su pareja, que no deja de criticar su aspecto, controlar todo lo que come y tratarla como si fuera un cajero automático. Katherine vive sola en un apartamento limpio y cuidado, acude cada día a la oficina con un sobrio traje bien planchado y es experta en librarse de cualquier pretendiente que intente crear el más mínimo caos en su vida. Fintan es el único hombre de la pandilla, es homosexual y, igual que hicieron sus dos amigas, emigró a Londres desde un pueblecito de Irlanda en busca de una vida con más libertad. Y Liv vive una aventura con un hombre casado que acude cada cierto tiempo a visitarla a Londres.

Sin embargo, un suceso inesperado y trágico hará que todos ellos se animen a cambiar su vida, agarrando por los pelos su última oportunidad para ser felices.

Sin título-1Los que me conocen un poco saben que no me hace demasiada gracia el género chick-lit, pero he descubierto que quizá sea porque no había leído a las autoras adecuadas. Marian Keyes no recurre a palabras malsonantes, ni a vocabulario tosco, ni a situaciones desmedidas; mantiene la ligereza y el desenfado de la historia utilizando una narración sencilla pero elegante.

La novela es amena por su cercanía y realismo. Está formada por varias historias que en un principio parecen independientes pero que poco a poco se van entremezclando para responder a todos los interrogantes que nos han ido surgiendo a lo largo de las páginas. Resulta muy fácil de leer.

Los personajes son bastante realistas, nada exagerados. Todos tienen personalidad propia y en cada situación que se plantea reaccionan como les corresponde a cada uno de ellos.

Katherine es responsable, consecuente y una obsesiva del orden y la puntualidad. No hace nada que pueda considerarse inadecuado y evita cualquier sentimiento que pueda derivar en sufrimiento.

Tara es la típica mujer que no es capaz de estar sin pareja, depende demasiado de tener un hombre a su lado y por eso soporta un continuo maltrato psicológico que se empeña en disfrazar de amor. La ansiedad la corroe hasta hacerla comer de forma compulsiva.

Fintan trabaja en el mundo de la moda y tiene una pareja estable (Sandro) con la que convive. Me ha gustado especialmente cómo están tratados los personajes homosexuales ya que  la autora no cae en los tópicos cansinos de persona promiscua y extremadamente escandalosa; aunque sí refleja que todavía parte de la sociedad los ve de esa manera.

Además de los tres protagonistas aparecen muchos personajes secundarios (la familia de Fintan, los compañeros de trabajo de las chicas, Liv, un actor fracasado…) que van tejiendo las diferentes historias hasta formar una sola bien cohesionada.

Este ha sido mi primer acercamiento a la autora por recomendación de una conocida que me dijo que le recordaba a mis libros pero dirigido a otro tipo de público. No sé si nos parecemos en algo, quizá un poco en la sencillez de la narración, pero desde luego me ha encantado leerla y es un honor que me comparen con ella (siempre guardando la infinita distancia que me queda por recorrer para llegar a donde está ella). ¿Que si leeré más libros suyos? Por supuestísimo que sí; ha sido un gran descubrimiento.

2 comentarios:

  1. Yo todavía no he leído nada del autora, pero mira que tengo libros de ella, pero todavía no me ha dado por leerlos, mira que he leído cosas buenas de ellos.

    Besos guapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues anímate Patry :) Yo creo que te van a a gustar.

      Eliminar