jueves, 18 de septiembre de 2014

En octubre…

10659167_10152264441356036_2692721726875490552_n

Un nevado día de 1750 la pequeña Madlene sale del orfanato de Leipzig, en el que ha vivido, para servir como ayuda de cámara del gran músico Johann Sebastian Bach. La joven, tan adorable como curiosa y deseosa de aprender, se convierte en la luz que acompañará al genio en los últimos días de su vida, pero pronto conocerá la realidad de un mundo en el que no hay sitio para ella. Con la tenacidad que solo dan la miseria y la perseverancia, Madlene logrará convertirse en un ejemplo de superación para las mujeres de una Europa en los albores de la Revolución francesa. La camarera de Bach es el retrato inolvidable de una criada alemana que se transformó, sin saberlo, en la primera mujer de una nueva era.

El dos de octubre en librerías. ¡No os la perdáis!

lunes, 15 de septiembre de 2014

De acero – Silvia Avallone

El Mediterráneo, la luz, la isla de Elba al fondo… Y sin embargo, en la ciudad industrial de Piombino tener catorce años no es fácil. Si tu padre se parte la espalda en las acererías que proporcionan pan y desesperación a media ciudad, lo máximo que puedes desear es una tarde en la playa, o tener un hermano que sea jefe de la pandilla. Lo saben las inseparables Anna y Francesca.

Cuando el cuerpo empieza a cambiar no hay alternativa: o te escondes y te quedas fuera, o usas con violencia tu belleza y confías en que te ayude a ser alguien. Ellas lo intentan, convencidas de que para sobrevivir basta con luchar. Pero la vida es feroz. Y cuando llega el amor, las pocas certezas se pierden, y hasta la amistad duele.

descargaSuena interesante, ¿verdad? A mí, por lo menos, me llamaba mucho la atención. Sin embargo, cuando empecé a pasar páginas y a ver que no era más que una tomadura de pelo, me mosqueé bastante. La trama del libro se puede resumir con muy poquitas palabras: sexo, morbo, drogas, maltrato y tragedias. Fin.

Anna y Francesca son amigas (al menos eso parece), están a punto de cumplir catorce años y su única afición es desnudarse, provocar a cualquiera que se ponga a tiro y reírse de las chicas que no han sido agraciadas con cuerpos esculturales. Viven en Piombino, una ciudad italiana cuya economía se basa en la fábrica de acero en la que trabajan la mayor parte de los hombres, que por cierto van siempre de droga hasta las trancas. Cuando no están trabajando, estos hombres parecen no tener mucha alternativa de ocio: los mayores maltratan a sus mujeres y/o hijas; los jóvenes conducen a toda velocidad sus «escúters» y/o coches; y de noche, todos ellos se van de juerga a algunos de clubes de alterne de la ciudad.

Y así durante más de 300 páginas. No pasa nada más.

Bueno sí, de repente en un capítulo la autora decide meter el 11-S, aunque no he conseguido entender a qué viene, la verdad. El caso es que los protagonistas del libro están en un bar y asisten entre mofas a la retransmisión del terrorífico ataque terrorista en el que murieron miles de personas. Pero a ellos les hace gracia. Confío en que en la vida real nadie en su sano juicio reaccionó así ante tal tragedia.

Este no es el único comportamiento extravagante; hay muchas otras cosas que dejan con la boca abierta y temblando ante la sola idea de visitar a nuestros vecinos con los que compartimos la sangre mediterránea. Por fortuna puedo decir que conozco a varios italianos y son personas sanas y perfectamente normales; además de que tienen un idioma preciosísimo y un país que estoy deseando conocer.

Aun así creo que lo que más me ha desconcertado (quitando los chistes del 11S, claro) ha sido que el narrador, la autora o quien sea se pasa medio libro intentando convencer al lector de que lo más normal a los trece años si eres chica es encerrarte en pelotas en tu habitación con la ventana abierta y bailar delante del espejo al ritmo de Britney Spears. Pues señora, usted o yo hemos tenido una infancia muy extraña.

tumblr_m3h3ndW7Rn1qa6lp8

Y luego, al final, parece que va a pasar algo. Pero no, se queda en nada.

Además de la dudosa trama, el estilo deja bastante que desear. Abundan las palabras malsonantes a modo de coletilla en la mitad de las frases; mezcla tiempos verbales y personas narrativas, igual narra en tercera persona en pasado, que en presente, que en primera persona de pretérito pluscuamperfecto; e incluso en un momento dado el narrador empieza a hablar a una segunda persona invisible y no se sabe muy bien si está recurriendo a la figura del lector explícito o es que simplemente se le ha ido la cabeza.

wtfg_fkdk

Este libro es un claro ejemplo de lo que una buena promoción puede hacer con un producto, independientemente de su calidad. Una sinopsis atractiva, un puñado de buenas reseñas, una campaña de publicidad intensa y un premio pueden hacer milagros. ¿Pero cómo es posible? ¿Seguro que no se presentaron novelas mejores? Pues me niego a creerlo, lo siento.

Sin duda todo eso funciona. Yo me lo había creído. Y me esperaba otra cosa. Cuando lo compré pensé que estaba adquiriendo una novela cruda y realista que me iba a mostrar cómo era ser un adolescente en un barrio obrero: las dificultades para subsistir, la lucha diaria por salir adelante, el esfuerzo por labrarse un futuro... todo ello agravado por los problemas típicos de la edad más difícil. Sin embargo lo que me he encontrado ha sido una historia insípida, barriobajera y mal escrita. Una decepción.

tumblr_lmg5pvNu5l1qzcy5co1_500

PD. Este tipo de reseñas me duelen y mucho, pero no me gusta que me vendan algo que no es.