sábado, 17 de enero de 2015

A todos los chicos de los que me enamoré – Jenny Han

Lara Jean guarda sus cartas de amor en una caja. No son cartas que le hayan enviado, las ha escrito ella, una por cada chico de los que se ha enamorado. En ellas se muestra tal cual es, porque sabe que nadie las leerá. Hasta que un día alguien las envía por equivocación y la vida amorosa de Lara Jean pasa de «imaginaria » a estar totalmente fuera de control.

Desde luego, el libro no ha sido para nada lo que me esperaba. La verdad es no había leído ninguna reseña, me basaba solo en la sinopsis que me había llamado mucho la atención.

C_A todos los chicos.inddLara Jean vive con su padre y sus dos hermanas (Margot y Kitty). Desde que su madre murió cuando ellas eran pequeñas, Margot siempre había estado al mando. Cuando llega el día de que se vaya a la universidad, Lara Jean pasará a ocupar su puesto como hermana mayor. Pero nadie es tan perfecto como Margot y las cosas empezaran a complicarse. Para colmo, un día Lara Jean descubrirá que alguien ha enviado las cartas que tenía escondidas en su sombrerera; esas cartas que había escrito a los chicos de los que se había enamorado a lo largo de su vida pero que nunca debían ser leídas. Entonces, se verá envuelta en una relación inesperada.

El libro está narrado en primera persona por Lara Jean, la mediana de las tres chicas Song. Es una chica inocente, algo infantil y que vive a la sombra de su hermana mayor. Al principio del libro está totalmente eclipsada por Margot y parece que todos sus esfuerzos están dedicados a complacerla. Cundo se marcha, Lara Jean por fin podrá ir liberándose (demasiado poco a poco) de la presión y empezar a vivir su propia vida.

Margot me ha parecido una persona muy egoísta, que pretende tener siempre todo y a todos bajo control incluso cuando está lejos. Hacer que se alejara fue una gran idea por parte de la autora, sin embargo su continua presencia desde lejos ralentiza un poco el transcurso de la historia.

Mi favorita, sin duda, ha sido Kitty. A pesar de ser la pequeña es la más decidida de las tres, la más segura, la más libre. Además, tiene puntos graciosísimos y es la única que no vive con miedo todo el tiempo.

Creo que los personajes masculinos en este libro son bastante mejores que los femeninos. Josh y Peter me han encantado, sobre todo el último.

A mi parecer, el asunto de las cartas no es ni mucho menos el tema central del libro; de hecho, pienso que se podría haber desarrollado la historia igual de bien sin haberlas siquiera nombrado.

Cuando lo estaba terminando me di cuenta de no es un libro auto conclusivo. Casi me da un ataque de pánico, porque no tenía ni la más mínima intención de empezar a leer una saga. Sin embargo, aunque el final sí que queda abierto y da pie a una posible continuación, también admite ser tomado como final rotundo si no quieres leer la segunda parte.

A pesar de que no me ha parecido que sea nada del otro mundo, sí es muy entretenida, muy amena y se lee bastante deprisa. Está bien como lectura ligera para pasar un rato.

2 comentarios:

  1. Tengo muchas ganas de leer este libro, pero como van a tardar tanto en publicar el siguiente no me quiero tener de esperar tanto,

    Besos

    ResponderEliminar
  2. hola,
    me ha entrado curiosidad con este libro.

    besos :)

    ResponderEliminar