domingo, 22 de noviembre de 2015

Sinsajo (Parte 2) SPOILERS

A pesar del retraso de una semana de la fecha de estreno oficial y de todo lo que se lio, tuve la suerte de conseguir comprar entradas para el Maratón Sinsajo que se proyectaba en algunos cines este fin de semana. 
Antes de empezar, he de decir que llevaba el recuerdo del libro muy fresco gracias a la lectura conjunta que había organizado Marina, del canal Huyamos a los libros. Mientras me lo leía me di cuenta de que muchas cosas las había olvidado y no sé yo si hubiera sido mejor así. Pero bueno, aquí va mi opinión...

A PARTIR DE AQUÍ SPOILERS DE LA PELÍCULA Y DEL LIBRO




La película, como tal, está muy bien: entretiene, los actores están sublimes, mantiene la tensión todo el rato, hay mucha acción y también muchos momentos demasiado emotivos como para mantenerse entero (lloré como una condenada). Es lo que corresponde, claro. Así es como todos la esperábamos.

Sin embargo, como adaptación de un libro deja bastante que desear. Entiendo que no se puede meter todo, es obvio, comprendo que estaba la dificultad añadida de que faltaba un actor e incluso puedo aceptar que hay que satisfacer de igual manera a las personas que no se leen los libros pero sí les gusta ver las películas. Vale, entiendo todo eso. Pero lo que no entiendo es la necesidad de inventar. Vamos a ver, están haciendo una película que está basada en un libro, cíñanse a él; para dar rienda suelta a la imaginación hay otros momentos.

¿Y por qué digo esto? Aquí algunos ejemplos:

1) Peeta aislado y los médicos del Trece intentando revertir las consecuencias de la tortura del Capitolio. Se les ocurre que debería entrar alguien que recuerde de casa, pero que no asocie con Katniss para ver qué sucede. Alguien que no asocie con Katniss, es importante. En el libro entra Delly, una compañera del colegio. En la película entra... Prim. Ok. Sí. Muy buena idea.

2) Ahora estamos en la boda de Finnick y Annie (¡gracias por meterla!) y yo ya empiezo a llorar como si no hubiera un mañana. De pronto, junto a Katniss aparece Johanna y le cuenta que por la noche va a salir un aerodeslizador con medicinas y otros enseres para los rebeldes que están organizados para atacar el Capitolio (?). Y, claro, como ella quiere ir a la guerra pero la presidenta Coin no se lo permite, pues decide colarse como un polizón en el aerodeslizador (????). Y allí que aparece tan pancha ella. Lo mejor es cuando de pronto se encuentra allí con Gale. «¡Oh, Katniss! Estás aquí. Qué bien». Y ya está. A nadie le sorprende. ¿Dónde quedaron los ratos con Johanna? ¿Dónde quedó la recuperación y el esfuerzo por superar los entrenamientos para poder ser seleccionadas como soldados? Bah.

3) La aparición de Peeta en el pelotón. En el libro le envían para cubrir una baja. Aquí aparece porque sí, como sorpresa. Y, claro, luego les sobran soldados y tienen que cargarselos de forma aleatoria abandonándolos. Leeg 1 herida, no puede andar y están a punto de aparecer los Agentes de Paz. Leeg 2 se queda con ella y los demás se van prometiéndoles que luego les envían a alguien a recogerlas. WHAT? Claro. Adiós las dos en un momento. Y todo grabado por unas cámaras que se supone que están desactivadas por el aceite de la vaina.


4) Túneles. Aparecen los inferi mutos y se monta una batalla ahí que no veas. En lugar de huir por la escalera se ponen todos a luchar como si les sobrase el tiempo. Nadie comenta el olor a rosas y casi no hay ni rastro de las voces. Cuando salen a la superficie aparecen en ¿una estación de metro? y ya Cressida los guía a la tienda de Tigris...

5) Creo que todos estábamos deseando ver el momento en el que Tigris los disfraza de ciudadanos del Capitolio. Hubiera sido muy guay verlos así camuflados. Pero no, para qué, les plantamos una capa con capucha y listos. No hace falta más.

6) El momento de las bombas con retardo no me pareció muy conseguido. De hecho, si no lo sabes, es probable que la segunda explosión te parezcan disparos de metralleta. Luego lo explican, eso sí. Pero el caso es que después de eso, a Katniss le está curando las quemaduras... su madre... con algodón y pinzas. SU MADRE. En serio. ¿Por qué?

También es necesario mencionar el poco protagonismo que tienen Johanna y Finnick, lo guapos que están todos durante todo el tiempo, las recuperaciones milagrosas de Katniss cada vez que está herida, las mil flechas que lleva cuando va a ejecutar al presidente Snow, el innecesario affair entre Haymitch y Effie (me recordó a Neville y Luna) o que sea Annie quien les cuente con todo detalle qué ha sido de cada personaje a través de una carta.

Además creo que dejaron fuera un detalle que me parece capital para comprender el final, el por qué Katniss se queda con Peeta a pesar de todo.

Como última apreciación negativa, debo comentar un fallo en el doblaje. En estos casos creo que es muy importante contrastar el vocabulario para que coincida con el de los libros. Y decir «morfina» es un fallo gordo. ¡Ah! Y es «cuando menos», no «cuanto menos»; pero de eso sólo nos damos cuenta los obsesivos del lenguaje.

Lo que más me gustó fue el momento en el que Gale entra y hablan sobre la bomba. Ahí se vio lo que yo había descubierto durante la relectura del libro, lo que no recordaba y me hizo cambiar la imagen que tenía de él.

En resumen, como ya he dicho antes: muy buena película, bastante mala adaptación.

Hasta siempre, Sinsajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada