jueves, 29 de enero de 2015

El insólito viaje de una gota de lluvia – María Villalón

Confieso que este libro es muy especial para mí, por el cariño que le tengo a la autora y porque sé cuánta ilusión y cuánto esfuerzo le ha puesto al proyecto. Aun así, no quiero dejar de ser sincera, así que allá voy:20150129_102147

Atena es una chica de dieciséis años que vive con su madre y su abuelo en Noria, un pequeño pueblecito con una onomástica muy peculiar. A primera vista es una adolescente normal que va al instituto y sale con sus amigos, pero si nos colamos en su habitación la descubriremos componiendo canciones acompañada por su guitarra.

El sueño de Atena es dedicarse a la música. Lo que no se esperaba es que de un día para otro su vida diera un giro de ciento ochenta grados. El destino le ofrece perseguir su sueño, pero para ello tendrá que dejar atrás todo lo que conoce hasta el momento: su familia, su pueblo, sus amigos y a su primer amor. ¿Valdrá de verdad la pena hacer ese sacrificio?

El insólito viaje de una gota de lluvia narra el viaje de Atena por el mundo de la música, con sus cosas buenas y sus cosas malas. Se podría decir que música, amor y amistad son los tres pilares en los que se sustenta la novela.

Atena es el álter ego de María, «con cosas reales y cosas ficticias» como ella misma confesó en la presentación del disco en Barbas y Rock and Roll. Con este libro conoceremos un poco más a María Villalón y siempre nos quedará la duda de qué es real y qué no. Y esto pica, ¿eh? Que leyéndolo me he sentido casi como cuando escucho por primera vez una canción de Taylor Swift: todo el rato pensando «¿Quién será este/a?» jaja.

P1050988

Está escrito en primera persona, por lo que la propia protagonista nos cuenta todo lo que pasa por su cabeza y por su corazón con un discurso cercano y natural, perfectamente adecuado a su edad. En ocasiones os prometo que me parecía que estaba leyendo uno de los diarios que yo escribía cuando era adolescente. ¡Ay, qué pavis somos a veces! :P

Por poner algún «pero», debo confesar que al principio, al estar redactado en presente, se me hizo un pelín lento. Sin embargo, a medida que la historia avanza, la narración va tomando ritmo y agilidad.

Se trata de un formato de edición bastante original: un libro-disco. Esto convierte la lectura de la novela en una experiencia completa ya que no sólo conoceremos lo que está pasando a través de las letras, sino que podremos escuchar las canciones que Atena compone y canta a lo largo de la historia.

El disco a mí me encanta; no hay ni una canción que diga «bueno, esta no me gusta mucho». Es de ese tipo de música que entra a la primera escucha y transmite muy buen rollo. Tuve la suerte de escucharlo en directo por primera vez y ya allí me enamoré de todos los temas. Incluye además un dueto precioso con Susi Morla de A por ella Ray.

María estará las próximas semanas presentando el libro y el disco por los Fnac del mundo. Yo iré este sábado. ¡Allí nos vemos!

10903238_384693295043555_541148377_n

lunes, 26 de enero de 2015

Mi nueva vajilla. Ah, no.

Sé que este es un blog en el que hago reseñas culturales. Sé que este post no tiene nada que ver con dicha temática. Pero hay veces que te sientes tan impotente que necesitas por lo menos gritar al vacío de Internet lo que te ha pasado. Está claro que no podemos luchar contra las grandes empresas, pero al menos (de momento) tenemos libertad para contar lo que nos hacen y que el resto de personas sepan lo mal que trabajan y puedan evitarse un disgusto similar.

Hace un par de semanas decidimos comprar una vajilla que Carrefour Online ofrecía en su web. Al hacer el pedido, la tienda nos ofreció una fecha de entrega que después nos dimos cuenta que era totalmente aleatoria, por poner algo, vamos. Pero bueno, eso es lo de menos.

El domingo 18 de enero a las 22:45 (una hora muy normal), Seur nos envió un sms para avisarnos de que nos iba a entregar el pedido al día siguiente. También nos daba la opción de cambiar la fecha antes de las 23:59. Obviamente a esa hora no hay nadie en el servicio de Atención al Cliente, así que tuvimos que esperar a la mañana siguiente para ponernos en contacto con ellos. Además, como la fecha de entrega que nos había dado Carrefour no se correspondía con lo que estaba sucediendo, no estábamos ese día en la dirección que habíamos indicado para la entrega.

A las 8:00 de la mañana del lunes 19, llamé para intentar cambiar la dirección (un servicio que Seur ofrece) y me dijeron que no era posible porque el paquete ya estaba en ruta. Ok. Me hago responsable de mi error (que ni siquiera fue mío) y me desplazo hasta la dirección de entrega, sacrificando mi día por esperar mi nueva vajilla. Espero allí todo el día hasta que a las 19:00 me doy cuenta de que en la web han puesto que han intentado entregarlo a las 18:30 pero no había nadie en casa. ¿En serio? ¡Malditos, ******! Bajo, le pregunto al portero si ha visto a alguien de Seur y me dice que no. Total, que me vuelvo a casa para llamar por teléfono al servicio de atención al cliente. Son las 20:01 y ya no hay nadie allí.

A la mañana siguiente (martes 22) volvemos a llamar a Seur y nos dicen que otra vez es imposible cambiar la dirección, que ya toman nota para el miércoles. Sin embargo, en Twitter me aseguran que sí, que lo traerán a lo largo del martes. Crédula de mí, espero todo el martes en casa para nada.

El miércoles 21, cuando ya estaba a punto de montar en cólera, suena el móvil. El repartidor de Seur no podía aparcar (WTH?) y quería que bajara a la calle yo a recoger un paquete que ponía que pesaba 12 kilos. No perdona, estás muy equivocado. Total que al final sube corriendo, me da la PDA, deja el paquete de muy malas maneras, me quita la PDA sin casi poder firmar y sale corriendo (literalmente).

¡Bien! Por fin teníamos nuestra preciosa vajilla de Londres en casa.

¡Pues no!

O sí. Sólo que no era una vajilla, si no un montón de pedacitos de algo que alguna vez fueron platos con dibujos de Londres.

20150121_133245

Cuando consigo salir del estado de shock, llamo inmediatamente a Carrefour. Después de tenerme más de media hora esperando y colgándome porque “todos sus agentes se encontraban ocupados”, por fin me atiende una señorita. Muy amable, me va a tramitar la devolución y en menos de 48 horas pasarán a recogerlo. Ok. Gracias. ¡Ah, no! Que hay un problema técnico y no puede tramitarlo. A lo largo de la tarde nos llamarán.

Y no nos llamaron, claro.

El jueves 22 volvemos a llamar pero el fallo técnico sigue.

Hola. Hoy es lunes 26. Acabo de llamar de nuevo a Carrefour. “Sí, mi compañera lo intentó, pero había un problema técnico”. ¿Ah, sí? ¿No me digas? El problema técnico sigue y ellos ya no pueden hacer nada. Que pongamos una reclamación en cualquier centro.

Pues ok. Así lo haremos, no lo dudes.

Vamos, que si podéis evitarlo, no utilicéis Carrefour Online. El embalaje es deficiente, el sistema de entrega mediante Seur es vergonzoso y el servicio de Atención al Cliente de Carrefour es totalmente inútil.

Edito (27/01): Ayer a última hora de la tarde tomamos la decisión de acudir con la caja de pedazos a un Carrefour físico, el de Las Rosas en concreto. Vamos que nos tocó cargar con los 12 kilos que pesan las vajillas. Afortunadamente nos atendió una chica muy amable, que entendió a la primera lo que nos había pasado y tardó cero coma en solucionarlo; parece que los trabajadores de Carrefour tienda física sí saben lo que hacen, mientras que en la online están relegados los más inútiles e ineptos del planeta. Nos cambió las vajillas rotas por otras iguales en perfecto estado (lo comprobamos allí antes de salir). También nos dio una hoja de reclamación para presentar en Consumo para pedir la devolución de los gastos de envío (ya que al final hemos tenido que ir a por ella nosotros) y el resarcimiento por daños y perjuicios. Nos ha costado perder un montón de tiempo, gasolina, llamadas de teléfono y el resurgir de mi gastritis, pero por fin tenemos vajilla.

Edito (30/1): Hoy Carrefour nos ha mandado un mail para decirnos que el lunes pasarán por casa a recoger la vajilla rota. ¿En serio? ¿No se enteran de nada? El caso es que hemos intentado responder al email pero ha sido imposible porque el servidor lo devuelve. De todas formas, ¡muy bien, diez días para arreglar un problema informático! ¡Bravo!

RB-80123-OL

viernes, 23 de enero de 2015

Riley y el mundo

¿Quien no se acuerda de Cory Matthews, Shawn Hunter y Topanga Lawrence?

Yo sí, claro. ¿Cómo olvidarlos? Recuerdo los lejanos días de colegio qué vieja soy, cuando llegaba a casa y merendaba viendo mis dos series preferidas: La familia crece (Marmalade Boy) y Yo y el mundo (Boy Meets World).

Reparto-de-Yo-u-el-Mundo-FrikArte

Hoy a las 21:00 por fin estrenaban en Disney Channel España la secuela, Riley y el mundo (Girl meets world), y aprovechando que estaba en casa no he querido perdérmelo.

Cory (Ben Savage) y Topanga (Danielle Fishel) se han convertido en padres de una adolescente y un niño más pequeño. La nueva serie está protagonizada por Riley Matthews (Rowan Blanchard), una chica de doce años dulce, inocente y buena.

En este primer capítulo básicamente conocemos a los personajes. Riley nos presenta a su mejor amiga, Maya, que es todo lo contrario a ella. Además, vemos a Cory como el señor Matthews, profesor de historia.

La última escena del capítulo ha sido como “oh, dios mío, my feelings!”.

53e38aadc716cel-mundo-de-riley-regresara

Riley está creciendo y, de la misma manera que hizo su padre hace muchos años, intenta descubrir su mundo.

Ha sido bonito reencontrarse con “viejos conocidos” que han crecido a la vez que nosotros (un poco más deprisa, quizá).

De momento la serie tiene buena pinta. Mantiene los escenarios (clase, cafetería de la escuela y casa) y la estructura de los capítulos es más o menos la misma que recordaba. No creo que iguale a la original pero habrá que darle la oportunidad a Riley para que nos enseñe su mundo.

sábado, 17 de enero de 2015

A todos los chicos de los que me enamoré – Jenny Han

Lara Jean guarda sus cartas de amor en una caja. No son cartas que le hayan enviado, las ha escrito ella, una por cada chico de los que se ha enamorado. En ellas se muestra tal cual es, porque sabe que nadie las leerá. Hasta que un día alguien las envía por equivocación y la vida amorosa de Lara Jean pasa de «imaginaria » a estar totalmente fuera de control.

Desde luego, el libro no ha sido para nada lo que me esperaba. La verdad es no había leído ninguna reseña, me basaba solo en la sinopsis que me había llamado mucho la atención.

C_A todos los chicos.inddLara Jean vive con su padre y sus dos hermanas (Margot y Kitty). Desde que su madre murió cuando ellas eran pequeñas, Margot siempre había estado al mando. Cuando llega el día de que se vaya a la universidad, Lara Jean pasará a ocupar su puesto como hermana mayor. Pero nadie es tan perfecto como Margot y las cosas empezaran a complicarse. Para colmo, un día Lara Jean descubrirá que alguien ha enviado las cartas que tenía escondidas en su sombrerera; esas cartas que había escrito a los chicos de los que se había enamorado a lo largo de su vida pero que nunca debían ser leídas. Entonces, se verá envuelta en una relación inesperada.

El libro está narrado en primera persona por Lara Jean, la mediana de las tres chicas Song. Es una chica inocente, algo infantil y que vive a la sombra de su hermana mayor. Al principio del libro está totalmente eclipsada por Margot y parece que todos sus esfuerzos están dedicados a complacerla. Cundo se marcha, Lara Jean por fin podrá ir liberándose (demasiado poco a poco) de la presión y empezar a vivir su propia vida.

Margot me ha parecido una persona muy egoísta, que pretende tener siempre todo y a todos bajo control incluso cuando está lejos. Hacer que se alejara fue una gran idea por parte de la autora, sin embargo su continua presencia desde lejos ralentiza un poco el transcurso de la historia.

Mi favorita, sin duda, ha sido Kitty. A pesar de ser la pequeña es la más decidida de las tres, la más segura, la más libre. Además, tiene puntos graciosísimos y es la única que no vive con miedo todo el tiempo.

Creo que los personajes masculinos en este libro son bastante mejores que los femeninos. Josh y Peter me han encantado, sobre todo el último.

A mi parecer, el asunto de las cartas no es ni mucho menos el tema central del libro; de hecho, pienso que se podría haber desarrollado la historia igual de bien sin haberlas siquiera nombrado.

Cuando lo estaba terminando me di cuenta de no es un libro auto conclusivo. Casi me da un ataque de pánico, porque no tenía ni la más mínima intención de empezar a leer una saga. Sin embargo, aunque el final sí que queda abierto y da pie a una posible continuación, también admite ser tomado como final rotundo si no quieres leer la segunda parte.

A pesar de que no me ha parecido que sea nada del otro mundo, sí es muy entretenida, muy amena y se lee bastante deprisa. Está bien como lectura ligera para pasar un rato.

miércoles, 14 de enero de 2015

Tengo un secreto. El diario de Meri – Blue Jeans

9788408133490Este último volumen de la saga de los Incomprendidos se sitúa en el curso académico siguiente al final de ¿Puedo soñar contigo?. Los chicos afrontan su último año de instituto y además deben seguir lidiando con sus propios problemas personales.

Me ha sorprendido lo mucho que  todos ellos han evolucionado: se ve que han madurado mucho durante el último año y que  su comportamiento y sus reacciones ante las situaciones que se les plantean son más adultos que en los anteriores libros.

Aunque en principio Meri es el centro de la novela y la que vivirá una época más complicada, todos los Incomprendidos juegan su papel para tejer la historia. Además, otros personajes como Alba, Paloma, Wendi y alguien nuevo también tienen cabida en el diario de la pelirroja.

Como ya se puede deducir por el título, el libro está narrado en primera persona, sin embargo la estructura no es de diario como tal, es una narración amena y rápida que respeta el estilo al que Blue Jeans nos tiene acostumbrados.

Me ha parecido muy buena idea el darle voz a Meri para que fuera ella quien contase esta historia. Creo que era un personaje que se merecía este pequeño privilegio por todo lo que ha luchado a lo largo de las páginas de la trilogía; porque siendo al principio una niña inocente y débil, se ha convertido en una mujer decidida, segura de sí misma y dispuesta a luchar por su felicidad.

El formato «diario» se percibe más en unos capitulitos especiales que aparecen cada ciertas páginas; están escritos en una tipografía diferente y en ellos Meri reflexiona sobre temas como el amor o la felicidad. Estas partes han sido las que más me han gustado: además de ser muy bonitas, en general tienen mucha razón.

Pero sin duda lo mejor llegó al final, cuando me quedaban pocas páginas y empezaba a pensar que otra vez me iba a quedar sin entender el final de ¿Puedo soñar contigo?. Fue entonces cuando empecé a atar cabos y hacer suposiciones. Y el último capítulo me las confirmó.  No quiero decir nada más sobre esto, pero la historia queda cerrada mientras que la boca del lector se abre de par en par.

¡Hasta siempre, Incomprendidos!