miércoles, 23 de septiembre de 2015

Geek Drama (Geek Girl #1.5) - Holly Smale

Harriet Manners sabe muchas cosas.
* Shakespeare inventó 1700 palabras, entre las que se incluyen puking (vomitar), assassination (magnicidio) y eyeball (globo ocular).
* Una gota de lluvia tiene pasa por el cuerpo de ocho personas antes de conseguir alcanzar el río Támesis.
Y también sabe lo mal que pueden ir los castings, sobre todo cuando eres modelo. Pero de lo que no tiene ni idea es de qué hacer cuando su archienemiga Alexa decide que la obra de teatro del colegio es la oportunidad perfecta para humillarla.


Hace unos días, mientras curioseaba por Iberlibro (que aprovecho para recomendaros si buscáis libros en otros idiomas a precios asequibles), di con este título que no tenía ni idea de que existía. Según Goodreads, correspondería a un libro de transición entre el segundo y el tercer tomo de Geek Girl. Sin embargo, una vez leído, he comprobado que en realidad la historia que cuenta va a continuación del primer tomo; sería algo así como un uno y medio. Así que lo tenía que haber leído antes que Model Misfit pero, bueno, qué le vamos a hacer.

Geek Drama es un libro cortito que fue publicado con motivo del Día Mundial del Libro 2015. Supongo que fue algo así como un regalo de Holly Smale y Harper Collins para los fans de Harriet Manners.

En la primera escena del libro nos encontramos con nuestra geek pelirroja medio atrapada en un armario; algo muy normal, vamos. Y a partir de ahí, a pesar de las poquitas páginas que tiene, sigue más o menos la misma estructura que los dos libros anteriores y mantiene el mismo tono fresco que me encanta. Es que adoro a Harriet, lo siento.

Geek Drama se desarrolla siguiendo dos ejes argumentales principales. Por un lado está Harriet, compaginando como buenamente puede las sesiones fotográficas, el colegio y los crueles ataques de Alexa. Por otro está Nat, su mejor amiga, intentando descubrir qué es lo que quiere hacer en la vida. Todo ello ambientado en los escenarios de Hamlet, una de las tragedias más famosas nacidas de la pluma de William Shakespeare, con Toby perfeccionando sus técnicas de acosador y el padre de Harriet grabándolo todo para después enseñárselo a Nick. Parece un cóctel explosivo, ¿verdad? Pues sí, así es.

Este libro, como todos los de Geek Girl que he leído hasta ahora es perfecto para pasar un rato entretenido y, de paso, aprender algunas cosas bastante curiosas. 

En esta ocasión vemos a Harriet más metida en su ambiente "normal", el colegio, por lo que el tema del acoso tiene más peso. Aunque no está tratado de un modo dramático, sino con un toque de humor, al final Harriet nos dará una sorpresa y nos demostrará una vez más lo valiente que es en realidad.

Me ha gustado. Ahora a por el tercero :D

jueves, 17 de septiembre de 2015

SORTEO [El jardín de atrás. Reedición]

¿Quieres un ejemplar de la reedición de El jardín de atrás + El jardín de Alicia?

¡Pues date prisa! Tienes hasta el lunes 21. Pincha en a imagen y entérate de cómo participar.


sábado, 5 de septiembre de 2015

Model Misfit (Geek Girl #2) - Holly Smale

Harriet Manners sabe muchas cosas:
* Los humanos tienen 70000 pensamientos al día.
* Las orugas tienen cuatromil músculos.
* La persona media consume una tonelada de comida al año.
* Ser geek + modelo = un montón de nuevas pintadas en tus pertenencias.

Pero está claro que no tiene ni idea acerca de chicos. 
Y ahora, durante su viaje relámpago a Tokio, Harriet daría todas las cosas que ha aprendido a lo largo de su vida a cambio de una mínima pista sobre qué se supone que debe hacer a continuación.

Conocí a Harriet Manners casi por casualidad. En marzo de este año, Holly Smale visitó Madrid y tuve la suerte de que me ofrecieran un ejemplar del primer tomo de Geek Girl para reseñarlo y hacerle una entrevista que salió publicada en el primer número de El aLIJo. Y me cautivaron tanto protagonista y autora que en cuanto volví a casa me compré los dos siguientes tomos porque no podía esperar a que salieran en español.

Esta segunda parte comienza con el último examen del curso y transcurre a lo largo del que Harriet espera que sea un verano alucinante. De hecho, tiene todo perfectamente planeado, porque no olvidemos que le encanta hacer listas y gráficos para controlar cada momento de su vida.

Sin embargo, parece que todo el mundo está dispuesto a contradecir sus planes: la madre de Nat la va a enviar a un viaje-castigo a Francia, sus padres se pasan el día acondicionando la casa para la llegada del nuevo miembro de la familia y Nick la ha dejado.

Pero justo cuando Harriet está pensando en pasar todo el verano metida bajo las sábanas ordenando minerales, se encontrará subida en un avión rumbo a Tokio, uno de los lugares que siempre ha soñado visitar. Irá acompañada de su abuela materna, una señora de lo más peculiar, para formar parte de la nueva campaña de moda de la diseñadora Yuka Ito.

Allí compartirá piso con dos jóvenes modelos: Poppy, una chica despampanante que suele aparecer en las revistas de moda que lee Nat, y Rin, una japonesa alegre y entusiasta, enamorada de la lengua inglesa y que lo que más desea en el mundo es irse a vivir a Australia. 

Y, pocos minutos después de llegar, Nick aparecerá en su puerta.

Harriet se encuentra en un lugar con el que siempre había soñado, pero las cosas no resultarán tan idílicas como pueden parecer: tendrá que lidiar con complicadas sesiones de fotos, cargar con el miedo a ser destronada en su propia casa, fingir que Nick no le importa y enfrentarse a un montón de malentendidos y traiciones para acabar dándose cuenta de que ella es más fuerte de lo que muchos pueden pensar.

Y, claro, un libro de Geek Girl no sería lo mismo sin Toby cumpliendo sus labores de acosador, ni sin Wilbur (con -bur, no con -iam), el agente de Harriet, actuando como un adorable hada madrina. ¡Es tan cuqui ese hombre!

En este segundo tomo, Holly Smale sigue utilizando ese estilo fresco, natural y simpático, que hace que devores las páginas sin poder parar. El libro está narrado en primera persona por la protagonista y salpicado de esos datos tan curiosos y esas ocurrencias tan espontáneas e inocentes que hacen que adores a Harriet quieras o no. Además, la familia y los amigos siguen siendo muy importantes para el desarrollo de la historia.

Me ha encantado, una vez más. ¡Y me han entrado unas ganas tremendas de ir a Japón!

La geek ha vuelto y yo me alegro de haberme reecontrado con ella :)

jueves, 3 de septiembre de 2015

El aLIJo (Septiembre 2015)

¡Hola! ¡Pues sí! Ya ha salido el nuevo número de la revista El aLIJo :D

En esta ocasión viajamos la Barcelona más literaria e incluimos un artículo muy interesante para profes sobre la utilización del cuento en las aulas, además de todas las secciones habituales (entrevistas, recomendaciones literarias, pasatiempos, concursos, Martina...).



Yo, un mes más, me he encargado de la maquetación de la revista, además de colaborar con unas cuantas reseñas y una crítica de cine:

· Mucho más que un club de chicas, de Elizabeth Eulberg (Alfaguara) [Página 70]
· Sé fuerte 365 días al año, de Demi Lovato (Alfaguara) [Página 83]
· Un puente hacia Terabithia, de Katherine Paterson (Destino) [Página 88]

· Los Minions, la película [Página 96]

Como siempre, podéis leer o descargar la revista totalmente gratis. Y luego, si os ha gustado, podéis ayudarnos a continuar con un pequeño donativo utilizando el botón de Paypal.

¡Espero que la disfrutéis! Y que no se os pase la fecha de participación de los concursos :)

martes, 1 de septiembre de 2015

¿Que la literatura juvenil es qué?

Han pasado casi veinticuatro horas. Tuve toda la tarde de ayer para intercambiar opiniones y toda la noche para enfriarme los ánimos. Pero no lo he conseguido. Sigo indignada y entristecida por lo que todos los amantes de la literatura infantil y juvenil tuvimos que soportar ayer.


Supongo que a estas alturas ya todos sabéis de qué hablo pero, si no, os dejo por aquí el enlace para que le echéis un vistazo.

Ni siquiera sé por donde empezar. El caso es que, a pesar de que a los cinco minutos ya tenía el estómago revuelto y me salían chispas por las orejas, aguanté la media hora de "programa" porque yo sí me suelo molestar en conocer una cosa antes de criticarla. De pequeña me enseñaron que no se debe hablar de lo que no sabes, vaya por dios. Y no lo vi una, sino dos veces. No fuera a ser que la primera vez se me hubiera pasado por alto el tono, la intención o el objetivo del reportaje. Pero no; lamentablemente lo había entendido todo bien desde el principio.

Bien, pongámonos en situación: Alancantí TV (canal de televisión de Alicante, España). Programa La explanada. Presentado por María González. 

Allí la señorita Mara Avi, que no es periodista (no nos equivoquemos), aparece sentada en un sillón para hablar de los Booktubers. Aunque, según ella misma reconoce nada más empezar, "nunca antes había visto un Youtuber". Ok. Muy bien. Conocimiento sobre la materia a tratar ante todo.

Así que, después de un largo e intenso proceso de documentación, esta señora (porque ella misma se considera una vieja a sus veintiocho años) basó sus treinta minutos de aparición televisiva en poner vídeos de algunos de los Booktubers más conocidos para mofarse de ellos. Para reírse de que dedican su tiempo a leer, escribir y compartir opiniones con otras personas. 

¡Y no sólo eso! Porque entre medias de su estupendo discurso soltó perlas tipo "por lo menos mientras leen no se están drogando ni robando", "comentan libros para su edad como Harry Potter y el Sinsajo ese", "Cuando sean mayores se avergonzarán pero a lo mejor evolucionan". Y, lo mejor de todo para mi gusto: "Por lo menos leen, aunque sea mierda"


Vamos, que todo este intento de hacerse la graciosa (que no lo consiguió ni remotamente) fue para llegar a la conclusión de que la literatura juvenil es "mierda". ¡Bravo! Una persona que no sé ni de dónde ha salido, siendo tertuliana de un programa de televisión pública y gritando a los cuatro vientos que los autores, lectores, editores y demás agentes implicados en la literatura juvenil no valemos para nada. Somos "mierda". 

Pero bueno, luego la mujer lo intentó arreglar. O... bueno... Esto...



Es que ella es experta en LIJ. Ha leído todo lo que se ha publicado y por eso puede hacer esta afirmación.. O no. Porque según ella, solo lee los grandes clásicos de la literatura universal y se empapa de la sabiduría de filósofos e intelectuales de las más altas esferas. 

Sobre la presentadora prefiero casi ni hablar porque la pobre parecía que no sabía ni dónde estaba, ni de qué le estaban hablando. Ella intentaba participar con sus propios chistes, pero tampoco resultaban gracioso, con lo que al final el programa dio la sensación de ser una charla de marujas amargadas criticando a sus vecinos por ser más guapos, más listos y tener más dinero que ellas.

Parto de la base de que estoy siempre en contra de hacer un programa, una entrada de blog, un vídeo o lo que sea, en los que único objetivo sea poner verde a algo o alguien. Para eso ya tenemos nuestros patrios Sálvame Deluxe y demás morrallas. 

Así que esta entrada no es para criticar, si no para defender. Porque ya estoy muy harta de que se menosprecie a la literatura infantil y juvenil, de que sea considerada como el Patito Feo de la familia. Hay novelas juveniles malas, claro que sí; pero exactamente igual que hay novelas para adultos malas. Hay autores de literatura adulta que son capaces de hacer magia con las palabras, pero también hay escritores que crean historia fabulosas en las que los protagonistas son adolescente. E igual que existen auténticas maravillas en la literatura adulta, también hay verdaderas joyas en la literatura infantil y juvenil, muchas más de las que los que nunca se han acercado a ella pueden pensar. 

Escribir literatura infantil y juvenil no es más sencillo ni más complicado que escribir literatura para adultos, simplemente es diferente. Igual que un electricista no tiene por qué saber como montar unas claras de huevo, quizá el autor de literatura adulta más aclamado no sea capaz de escribir una novela juvenil. ¿A qué no lo habían pensado?

Y, es más, yo siempre lo he dicho. Para mí, el público joven es el más exigente de todos y el más agradecido. Si algo les gusta te lo van a demostrar, pero si algo no les gusta también te lo van a hacer saber con toda la sinceridad del mundo. 

Desde hace años vivimos el eterno "es que los jóvenes no leen". Pero luego permitimos, que señoras que reconocen no tener ni idea del tema, den lecciones sobre lo terrible que es dedicar el tiempo libre a sumergirse entre las páginas de historias que, supuestamente, están destinadas en exclusiva a un público adolescente (o "chavalada", utilizando uno de los términos del amplísimo vocabulario que maneja la señora Avi) y que por ello carecen de calidad literaria. Pues estupendo, sigamos fomentando el acoso a los niños que prefieren "gastar" su tiempo leyendo, sigamos menospreciando a la literatura juvenil y a todos los que forman parte de ella. Así nos irá genial en la vida.


Por cierto, por si queda alguna duda: leo literatura juvenil, escribo literatura juvenil, colaboro en una revista sobre literatura juvenil y me encantaría trabajar en una editorial de literatura juvenil. Amo la literatura juvenil y la literatura en general. ¿Y sabe qué, señora Avi? Tengo veintiocho años, igual que usted. No me considero vieja en absoluto. Seguiré releyendo Harry Potter cuando sea una anciana. Y yo sí soy periodista, además de tener un máster en Edición. 
Y, déjeme decirle una cosa: usted no tiene ni la más remota idea de los libros tan maravillosos que se está perdiendo. Qué pena.

Buenos días.