viernes, 14 de octubre de 2016

GEEK GIRL 3. GENIO Y FOTOGENIA - HOLLY SMALE

Harriet Manners sabe que:
· Nueva York es la ciudad más poblada de los Estados Unidos.
· Sus habitantes la llaman «la Gran Manzana».
· Un 27% de los estadounidenses duda de la llegada del hombre a la luna.
Pero no tiene ni idea de cómo se adaptará su familia a Estados Unidos. O cómo «convertirse en una marca», como dicen las modelos de Nueva York. O más importante aún, qué hacer cuando los grandes gestos románticos no vienen de tu novio…


Harriet Manners está a punto de enfrentarse al momento más importante de su vida: el resultado de los exámenes que le dirán si puede continuar con sus estudios como había planeado. Pero, por mucho que le guste hacer listas, los acontecimientos no suelen respetar los puntos que ella deja escritos en su diario. Lo primero, porque ni siquiera va a disponer del diario, ya que Alexa, ha decidido robárselo y, utilizarlo como lectura de cabecera para más tarde compartirlo con el resto de alumnos del instituto. Y, lo segundo, porque su familia debe mudarse a Nueva York, ciudad donde su padre ha conseguido un puesto de trabajo.

A primera vista suena muy emocionante: seis meses recorriendo las grandes avenidas, visitando museos y codeándose con celebrities. Pero, claro, esto tampoco será del todo como ella y Nat pensaban. Y lo que parecía una aventura de lo más excitante, terminará siendo un lío tremendo en el que se verán envueltos el mundo de la moda, una tutora demasiado severa, unos zapatos horriblemente extravagantes, un novio que da la sensación de no estar tan enamorado como ella creía, una chica naranja y un chico que no es quien dice ser.

Este tercer tomo de la saga Geek Girl es un poco diferente a los anteriores, sobre todo en cuanto a escenarios. No vamos a ver a Harriet en el colegio, escoltada por su mejor amiga y perseguida por Toby, su acosador oficial. En lugar de eso, por primera vez, la vamos a acompañar mientras se enfrenta al mundo real, ella sola, como la adulta que se supone que debe ser tras haber cumplido dieciséis años. Pero, sobre todo, la vamos a ver cometer errores y aprender de ellos.

Por supuesto, el libro conserva la esencia que tanto nos gusta a los seguidores de Geek Girl: estilo ameno, ritmo rápido, toques de humor y un montón de datos curiosos. Además, vuelve a darnos una lección sobre lo que significa el amor, la amistad, la familia y la confianza en uno mismo.

Diversión y aprendizaje unidos en un libro que engancha desde la primera página.


¡No os lo perdáis!


Publicado originalmente en el número 7 de la revista El aLIJo

No hay comentarios:

Publicar un comentario